1. Home
  2. VIDEOSMater Mundi TV
  3. Ani Finat, la exitosa influencer que un día decidió poner «sus redes» a disposición de Dios

Ani Finat, la exitosa influencer que un día decidió poner «sus redes» a disposición de Dios

510
0

Disfrutó de una infancia feliz, en un entorno muy familiar y rodeada de naturaleza. Ani Finat adora el campo y los animales. San Francisco de Asís es su favorito entre los santos que iba conociendo, gracias a su madre, y las estampas que coleccionaba junto a su melliza, Casilda. Sus raíces católicas, la ilusión de las misas en familia y también su carácter tranquilo, se fueron diluyendo a medida que las hermanas iban creciendo y conociendo otras cosas de la vida. Ani se convirtió en la rebelde y ahora era su hermana quien casi ejercía de madre, responsable y preocupada.

Las vidas de los santos pasaron a la historia, los sacerdotes eran unos extraterrestres, la misa un rollo y pensar en la eternidad «me daba vértigo», asegura. Su alejamiento de la fe era un hecho.

Cuando conoció al que hoy es su marido, todo apuntaba a que sentaría un poco la cabeza. Con 20 años quedó embarazada y, desoyendo algunas voces en contra, decidieron casarse y seguir adelante. Para ellos, el aborto no era una «opción». Esa niña querida y deseada por los dos, sería la primera de los cuatro hijos del matrimonio. Un matrimonio que les puso a prueba desde el principio. Que llevó a Ani a episodios de depresión y soledad, en un caminar descompasado con su marido y que, con el tiempo, parecía abocado a un definitivo fracaso… si no hubiera sido por la petición que la joven influencer le lanzó a Dios en un ‘Seminario de Vida en el Espíritu’, al que Ani acabaría asistiendo muy a regañadientes.

Pero allí recibió un inesperado «bofetón de amor» y re-conoció la presencia y la Misericordia de Dios, y el amparo de la Virgen en su vida.

Quizás más de uno piense que así, de un día para otro, todo sucedió y se abrió un camino fácil y despejado. Pero no. Y eso -subraya Ani-, tampoco significa que las dificultades le hayan impedido aceptar un cambio de rumbo apasionante. Porque las cosas malas «me ayudan a reconocer mi pequeñez ante Dios». Y eso forma parte del viaje.

«De pesca» por las redes sociales, con la mejor tripulación

Con su arrebatadora alegría, su particular hablar y su naturalidad, Ani se había llegado a convertir en una «instagrammer» de éxito, arrastrada a esas redes también por la determinación de su melliza, Casilda. Sin ella, Ani no entiende del todo la vida. Su hermana, su esposo y su entorno familiar y de amistades, forman una buena orquesta a los compases de Dios.

Así Él, poco a poco, iría dibujando un nuevo itinerario en la vida de Ani. Un itinerario de sanación, de perdón, de descubrimiento del Amor de Dios y de lo que puede ocurrir cuando Él se convierte en el centro de tu vida. Y así sí. Todo cambió, para siempre.

En sus perfiles sociales, Ani cambió los suculentos ingresos por publicitar marcas por los rosarios por la paz en Ucrania y las charlas con sacerdotes que se lanzaron a acompañarla en su nueva aventura. Ahora «sus redes» son para Dios. Y los pescadores de hombres elegidos por Dios, ocupan un lugar especial en sus posts, directos y stories en Instagram, sus  insta-catequesis en YouTube. Y es que ahora, Ani Finat es una «influencer para Dios».

Si quieres saber con detalle cómo era y cómo es Ani Finat, no te pierdas su precioso y generoso testimonio. 

 

 

©Mater Mundi TV es una Fundación que se sostiene solo con los donativos que recibe. Si te ha gustado este vídeo, ayúdanos para seguir produciendo y ofreciendo de forma gratuita los contenidos de nuestro canal en YouTube y página web. Puedes donar a través de PAYPAL, tarjeta bancaria o transferencia y también por BIZUM al código 03158 si estás en España. ¡Gracias por tu ayuda!

(510)

DONA AHORA