1. Home
  2. PROGRAMASNuevo Pentecostés Sacerdotal
  3. «¡Cuánto se sufre viendo llorar a Jesús!» ¿Lo has probado alguna vez? | Día 21 Nuevo Pentecostés Sacerdotal

«¡Cuánto se sufre viendo llorar a Jesús!» ¿Lo has probado alguna vez? | Día 21 Nuevo Pentecostés Sacerdotal

46
0

DÍA 21 | BETANIA Y LA ACTITUD REPARADORA DEL SACERDOTE | NUEVO PENTECOSTÉS SACERDOTAL

En Betania, en la casa de sus amigos Lázaro, Marta y María en la que Jesús buscaba refugio y consuelo, se nos narra la Unción, el acto de amor reparador de María de Betania (modelo del amor contemplativo apasionado) ungiendo los pies de Jesús con un «perfume de nardo, auténtico y costoso» (…). y enjugándolos con su cabellera.

La generosidad y el amor de María de Betania con Jesús contrasta con la dureza de Judas que, tentado por el demonio, «tenía el corazón ya en otras cosas».

La traición de Judas duele especialmente a Jesús y el gesto de amor de María es alivio, es consuelo.

«El Señor busca unas gotas de piedad humana. Busca compasión, reparación, y le duele especialmente que nosotros almas consagradas, no se la demos», dice el padre Santiago Arellano Librada, conductor de esta serie.

En las revelaciones del Corazón de Jesús se quejará a Santa Margarita de la indiferencia y desprecio con que es tratado, pero que le duele especialmente que le traten así las «almas que me están consagradas».

También en una carta a su director espiritual, el Padre Pío revelaba «las justas lamentaciones de nuestro dulcísimo Jesús: «Me dejan solo de día y de noche en las iglesias. No se preocupan ya del sacramento del altar; no se habla nunca de este sacramento de amor y si hablan de él ¡con cuánta indiferencia y frialdad lo hacen! […] Mi corazón –dice Jesús- ha sido olvidado»».

El Señor busca que haya personas que compadezcan, que lloren con él.

El santo padre Pío lloraba y le decía a su director espiritual: «¡cuánto se sufre viendo llorar a Jesús! ¿lo ha probado usted alguna vez?”.

El Señor se siente tratado como un trapo viejo y quiere ser consolado por sus sacerdotes.

«¡Hasta dónde llega la ingratitud de quienes más amo sobre la tierra! ¿Cómo no va a chorrear sangre mi Corazón tan fiel, con semejantes deslealtades?», decía Jesús a la beata Concepción Cabrera hablándole de sacerdotes que van a celebrar la Misa con su alma apartada de Él por el pecado.

Quizá también nos lo pregunta a nosotros. ¿Lloramos con el dolor de Jesús? Considera si el Señor te puede decir estas palabras:

Busco en ti hijo mío ese corazón de Betania, ese lugar donde descansar de las infidelidades de los que más amo, de las infidelidades de los que son, Mi propia esposa, la Iglesia. (…)

Y trata tú de responderle diciéndole:

Señor, no permitas que yo sea un sacerdote que aumenta tu dolor. Concédeme ser un alma reparadora de Tu Corazón herido, que como San Juan evangelista o como tus amigos de Betania, en mi corazón puedas encontrar descanso y consuelo ante tanto desprecio e indiferencia».

 

*Texto del libro ‘Nuevo Pentecostés Sacerdotal. Cincuenta días para renovar nuestro sacerdocio’ (Santiago Arellano Librada). Se puede adquirir en la web de la editorial Cor Iesu,  en librerías y plataformas comerciales.

 

No te pierdas ningún vídeo de este itinerario. Puedes seguir la serie completa gratis y en cualquier momento, a través de nuestro canal de YouTube en la lista Nuevo Pentecostés Sacerdotal.

 

©MATER MUNDI TV se sostiene solo con los donativos que recibe. DONAR es muy sencillo a través de PAYPAL, transferencia o tarjeta bancaria y también por BIZUM seleccionando ONG y escribe el código 03158 (en España)

(46)

DONA AHORA