1. Home
  2. PROGRAMASNuevo Pentecostés Sacerdotal
  3. ‘La posible condenación de un sacerdote’ | 6

‘La posible condenación de un sacerdote’ | 6

62
0

DÍA 6 | NUEVO PENTECOSTÉS SACERDOTAL | ‘LA POSIBLE CONDENACIÓN DE UN SACERDOTE’

«Dios quiere que todos se salven, pero uno se puede autoexcluir, terrible decisión».

El Señor en el Evangelio habla de tres tipos de pastor: El buen pastor, el asalariado al que no le importan las ovejas, y el ladrón que hace estragos entre ellas. (…) «a toda costa hemos de combatir para no ser ladrones y asesinos de almas».

La beata Concepción Cabrera de Armida pregunta al Señor: ¿Y son muchos los sacerdotes que se condenan? Y el Señor responde el sufrimiento que esto le causa. ‘¡Lloro la condenación de tantas almas que me deben más que la vida, porque en cada Misa les doy la vida y mi Vida; reproduzco en ellos la encarnación mística, mi Pasión y mi Muerte! Y ¿éste es el pago que recibo?’.

‘Y tal es la inmensa ternura de mi Corazón que quisiera repetir mil Pasiones en su favor y que repito mil Calvarios en las Misas que quisieran también fueran en su favor, pero que les sirven, a mi pesar, de mayor castigo, para más reprobación, para mayor infierno’.

Considera si Jesús te dice estas palabras: «Sacerdote mío: Te hablo de lo que me ocurre, en la indiferencia de los míos, quiero acogerlos entre mis manos, pero avergonzados por sus pecados se ven cada vez más alejados y se pierden. Si al menos tú, pastor enamorado, quisieras dejarme entrar en ellos siendo tu mi arado, con mis manos heridas y mi corazón llagado. Busco pastores desgastados y apasionados por sólo mi amor. Que encendidos en el fuego de mi pasión, quieran ser quemados y junto a mi Madre, ser la caricia de un mundo desesperanzado. Pastor mío, no temas acercarte y escucha un te quiero de este Corazón fielmente enamorado«.

Respóndele al Señor diciéndole: “Señor Jesús, por tu misericordia, jamás permitas que me separe de ti. Si alguna vez lo hago, no permitas que caiga en el pecado contra el Espíritu Santo, ni por presunción creyendo que no te necesito, ni por desesperación creyendo que no puedes redimirme de mi maldad. Concédeme acudir siempre a tu Misericordia y dejarme querer y perdonar siempre por ti que no has venido a salvar a los justos, sino a los pecadores».

«Hagamos la meditación del infierno que san Ignacio aconseja en los ejercicios espirituales. Meditación que la Virgen María hizo hacer a los niños de Fátima y meditación que convirtió a santa Teresa de Ávila al ver su sitio en ese lugar de autoexclusión definitiva del amor de Dios».

 

*Texto del libro ‘Nuevo Pentecostés Sacerdotal. Cincuenta días para renovar nuestro sacerdocio’ (Santiago Arellano Librada). Se puede adquirir en la web de la editorial Cor Iesu,  en librerías y plataformas comerciales.

 

No te pierdas ningún vídeo de este itinerario. Puedes seguir la serie completa, en cualquier momento, a través de nuestro canal de YouTube en la lista Nuevo Pentecostés Sacerdotal.

  

©MATER MUNDI TV se sostiene solo con los donativos que recibe. DONAR es muy sencillo a través de PAYPAL, transferencia o tarjeta bancaria y también por BIZUM al 03158.

(62)

DONA AHORA