1. Home
  2. TESTIMONIOS
  3. «Dios no crea basura, sana las heridas y nunca se cansa de nosotros» – Testimonio de Marisol Sandria

«Dios no crea basura, sana las heridas y nunca se cansa de nosotros» – Testimonio de Marisol Sandria

419
0

Marisol Sandria tiene 26 años y es Nutrióloga de profesión. Fue educada en la religión católica, pero su familia lo vivía más por compromiso y tradición que con espiritualidad. No alcanzaba a comprender qué era eso de mantener una relación personal con Dios. Eso lo dejaba a su madre y a sus abuelas. Gracias a la persistencia de su madre, comenzó a participar en misiones de verano con el movimiento Regnum Christi. Aquellas actividades sacaban a Marisol de la “burbuja familiar” y la enseñaban a afrontar una realidad muy diferente. Echaba en falta todas las comodidades de su entorno y se quejaba mucho, pero en el fondo algo allí le hacía sentirse feliz en misión. Y siempre quería volver.

Pero aquella felicidad que vivía en las misiones se desvanecía el resto del tiempo. Desde niña en su entorno empezaron a crecer en ella complejos, inseguridades y baja autoestima.

A las puertas de la adolescencia, aquello se complicó con el descubrimiento de una dolorosa realidad en la familia que hasta entonces, para ella, parecía perfecta. Marisol iba perdiendo todos los referentes de su entorno; lo poco que le hacía sentirse segura se iba desmoronando.

Y pensó que solo entregando su vida a Dios encontraría paz. Sin embargo, los planes de Él no eran exactamente los mismos para ella. Marisol creyó que su destino era la vida consagrada. Pero tanto se complicó su búsqueda de una vocación, que llegó a pensar que ni siquiera era digna del amor de Dios. Poco a poco, Él le iría mostrando lo muchísimo que estaba equivocada.

En su emocionado testimonio, Marisol nos muestra, de par en par, aquellas heridas que la llevaron a “sentirse basura”. Y también nos relata cómo fue, también poco a poco, superando aquellos episodios para ir construyendo la mujer que es hoy.

Con el tiempo, con paciencia y siempre en búsqueda, ha logrado ser testigo de que Dios nunca se rinde, nunca nos abandona, y lo que permite que suceda en tu vida es siempre con un propósito más grande.

Cuando descubrió cómo hablar a Dios y cómo mantener una relación con Él, su vida cambió. Tuvo, al fin, la certeza absoluta de que «Dios no hace basura y tiene una historia preciosa que escribir para cada uno de nosotros, si se lo permitimos».

La joven dejó que Dios sanara sus heridas y le marcara el camino hacia una vocación que, de forma inconsciente y a causa de su afectividad dañada, Marisol pensó que tenía que descartar. Así de nuevo verificó que «todos somos valiosos para Él y nos quiere felices».

 

©Mater Mundi TV es una Fundación que se sostiene solo con los donativos que recibe. Si te ha gustado este vídeo, ayúdanos para seguir produciendo y ofreciendo de forma gratuita nuestros contenidos en YouTube y en esta web. Puedes donar a través de PAYPAL, tarjeta bancaria o transferencia y también por BIZUM código 03158 si estás en España. ¡Súmate a nuestra misión!

(419)

DONA AHORA