1. Home
  2. VIDEOSMater Mundi TV
  3. «Mi Inmaculado Corazón será tu refugio y el camino que te conducirá hasta Dios». Virgen de Fátima, 13 de mayo

«Mi Inmaculado Corazón será tu refugio y el camino que te conducirá hasta Dios». Virgen de Fátima, 13 de mayo

202
0

Las apariciones de la Virgen de Fátima se produjeron en Portugal entre el 13 de mayo y el 13 de octubre de 1917. Lucía dos Santos de 10 años, y sus primos Jacinta de 6 años y Francisco de 9 años, relataron que en medio de la luz vieron una señora vestida de blanco en lo alto de una colina próxima a la localidad portuguesa de Cova da Iria.

Los niños contaron que durante estos encuentros la Virgen pidió el rezo del Santo Rosario por la conversión de los pecadores y del mundo entero. También pidió la construcción de una capilla en el lugar. Allí hoy se encuentra el santuario de Fátima, que recibe millones de peregrinos cada año. La Virgen realizó a los pequeños varias profecías y entregó tres mensajes a Lucía. Estos mensajes se conocen como los tres secretos de Fátima.

El primer secreto, según Lucía, mostraba una visión del infierno, mientras que el segundo hablaba de cómo reconvertir al mundo a la cristiandad. El tercer mensaje se mantuvo en secreto por muchos años, y fue revelado por el Papa San Juan Pablo II el 26 de junio del año 2000. Profetizaba el atentado contra su vida el 13 de mayo de 1981. Sor Lucía había dicho: «Quien no está con el Papa no está con Dios; y quien quiera estar con Dios tiene que estar con el Papa».

Jacinta y Francisco fallecieron a edad muy temprana, con 10 y 11 años. Fueron beatificados por el Papa San Juan Pablo II el 13 de mayo de 2000 y canonizados por el Papa Francisco el 13 de mayo de 2017. Su prima Lucía dos Santos se consagró como religiosa y falleció en el año 2005, a los 97 años de edad, en el Convento de las Madres Carmelitas de Coimbra.

Las apariciones marianas se vinculan a la necesidad urgente de penitencia, de conversión.

ORACIÓN A LA VIRGEN DE FÁTIMA

¡Oh Virgen Santísima! Vos os aparecisteis repetidas veces a los niños; yo también quisiera veros, oír vuestra voz y deciros: Madre mía, llevadme al Cielo.

Confiando en vuestro amor, os pido me alcancéis de vuestro Hijo Jesús una fe viva, inteligencia para conocerle y amarle, paciencia y gracia para servirle a Él a mis hermanos, y un día poder unirnos con Vos allí en el Cielo.

Madre mía también os pido por mis padres, para que vivan unidos en el amor; por mis hermanos, familiares y amigos, para que viviendo unidos en familia un día podamos gozar con Vos en la vida eterna.

Os pido de un modo especial por la conversión de los pecadores y la paz del mundo; por los niños, para que nunca les falten los auxilios divinos y lo necesario para sus cuerpos, y un día conseguir la vida eterna.

Oh Madre mía, sé que escucharás, y me conseguirás estas y cuantas gracias te pida, pues las pido por el amor que tienes de tu Hijo Jesús. Amén.

Padre nuestro, Avemaría y Gloria

 

©Mater Mundi TV es una Fundación que se sostiene solo con los donativos que recibe. Si te ha gustado este vídeo, ayúdanos para que podamos producir y seguir ofreciendo de forma gratuita nuestros contenidos en YouTube y en esta web. Puedes donar a través de PAYPAL, tarjeta bancaria o transferencia o por BIZUM código 03158 !Súmate a nuestra misión!

(202)

DONA AHORA