1. Home
  2. VIDEOSMater Mundi TV
  3. Testimonio vivo de una confianza en Dios a prueba de yihadistas – Hna. Gloria Cecilia Narváez

Testimonio vivo de una confianza en Dios a prueba de yihadistas – Hna. Gloria Cecilia Narváez

161
0
Compártelo en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

La Hna. Gloria Cecilia Narváez nació en 1961 en un entorno rural sencillo, tranquilo y muy cristiano del sur de Colombia. Sus padres le inculcaron el amor a Dios, a la Virgen y a los sacramentos. Un amor que ella fue alimentando también en su interior y que, desde niña, forjaría su vocación religiosa. A los 18 años ingresó en la congregación de Franciscanas de María Inmaculada, atraída por la espiritualidad de San Francisco de Asís, por su amor a la naturaleza, y con una clarísima entrega misionera. Le entusiasmaba la idea de ir a los sitios más remotos para dar a conocer a Jesucristo allí donde no hubieran oído nunca hablar de Él. De Jesús, de la Palabra y del Amor de Dios. Cuando profesó su fe, sabía que era una decisión para siempre y para entregar su vida por todos. Y cuando en 2010 se estableció en Mali, no podía imaginar que eso podía suceder, casi literalmente.

En su destino se ocupaba de atender espiritual y socialmente a niños y jóvenes, la alfabetización de mujeres, la asistencia sanitaria… En febrero de 2017 fue secuestrada por un grupo de terroristas de Al Kaeda que la retuvieron durante 4 años y ocho meses. La motivación del secuestro, según la Hna. Gloria, era puramente religiosa, contra la fe católica. Durante la mayor parte del cautiverio, la religiosa colombiana recibió burlas, maltratos, golpes y humillaciones. Su absoluta confianza en Dios la sostuvo todo el tiempo. Sintió de forma constante su guía y protección, igual que de la Virgen, el ángel de la Guarda y la comunión de oraciones. 

Para sus raptores todo resultaba desconcertante.“Te vamos a matar, te vamos a matar… Conviértete. Eres un perro de iglesia, es el islam la ley, viva el islam”, le repetían los yihadistas. No es para nada una mujer de complexión fuerte, más bien al contrario. Sin embargo, la mantenían sujeta con cadenas. Siempre que ofrece su testimonio, la hermana Gloria subraya que «mi espíritu nunca estuvo secuestrado» y tuvo claro que «jamás renunciaría a Jesucristo».

La religiosa colombiana recordaba el Salmo 91 [‘Caminarás entre áspides y víboras, pero a ti no te alcanzarán’] cuando las culebras pasaban entre el grupo de secuestrados. Pero a ella la rodeaban. Cuando quedó sola con los secuestradores, las pruebas eran aún más duras.

En este breve vídeo, la Hna. Gloria recuerda con cariño el origen de su vocación. También nos habla de la contante presencia de Dios durante un durísimo cautiverio de casi cinco años; del perdón a sus secuestradores, por los que también pide que recemos; de la pena de que se invierta tanto en armas y tan poco en quien necesita lo básico para vivir, para recibir una educación y tener un futuro.

Ahora su misión es testimoniar de su fe, dar prueba de lo que significa realmente apostar por Dios cuando, en la sociedad actual, a la mínima dificultad Le damos la espalda. Pero, después de dar testimonio allí donde la llamen, ella lo que realmente quiere es volver a su labor misionera.

*Agradecemos a Ayuda a la Iglesia Necesitada la posibilidad de esta entrevista con la Hna. Gloria Narváez

©Mater Mundi TV

Ayúdanos a seguir evangelizando

Tu aportación es esencial para que la familia de Mater Mundi TV pueda seguir creciendo

Síguenos en: Facebook | Twitter | Telegram | WhatsApp

(161)

DONA AHORA