1. Home
  2. TESTIMONIOSJuventud
  3. “Todo lo que hagas por y para Dios termina en recompensa. No hay otra”

“Todo lo que hagas por y para Dios termina en recompensa. No hay otra”

249
0
Compártelo en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Mónica Marín, es una joven madrileña, logopeda de profesión. Es sencilla y alegre, directa, apasionada y auténtica. Desde pequeñita sintió una sed de entrega y servicio “a la que no sabía qué nombre poner, pero que estaba siempre ahí”, asegura. Tiene claro que “somos instrumentos de Dios, y en la medida en que uno se pone a disposición, Dios dispone”. Para Mónica está claro: “Lo que no vale es quedarse impasible”. Y sus experiencias como ‘activista misionera’ le han transformado la vida.

En esta entrevista, Mónica nos cuenta cómo aquella inquietud fue creciendo con ella. A los 18 años fue a Rumanía con las Misioneras de la Caridad. Su primera vivencia sobre el terreno. En 2016, en la JMJ de Cracovia, recuerda la llamada del Papa a los jóvenes allí presentes: “¡Levántate, actúa, muévete del sofá!”, nos pedía. “Y yo le hice caso”, dice Mónica.

En cierto modo considera esa JMJ y las palabras de Francisco como detonante de lo que sería su actividad misionera a partir de entonces. Pero no lo atribuye a un momento concreto o un hecho puntual. “No quería que esa llamada fuera una huída de mi realidad”, afirma Mónica Marín. Con el tiempo, consiguió distinguir y precisar el por qué y el cómo llevarla a cabo. A final del verano de 2018, a la vuelta de su viaje misionero a una pequeña aldea peruana, Mónica e Irene ponían en marcha la Asociación Jatari.

Jatari en quechua significa “levántate”. Desde su mismo nombre hasta sus actividades, todo en la asociación es una llamada a ser chispa que contagie movimiento y alegría. Los testimonios de sus experiencias misioneras son también parte del papel que juega la asociación en la vida de la Iglesia actual. Contaron con la orientación de D. José María Calderón, actual director nacional de las Obras Misionales Pontificas (OMP) en España, para ir dando forma al proyecto: dónde ir de misiones, por qué, con quién y para qué.

La Asociación Jatari realiza muy diversas actividades en las que los jóvenes pueden colaborar o participar de algún modo. “Cada uno es misión. Como voluntario, ya sea en un evento benéfico, participando con la música, llevando el merchandising, con las nuevas tecnologías… Da igual lo que se haga, se trata de poner los dones de cada uno al servicio de la misión, que forma un todo. Y en ese todo, lo que cada uno aporta se multiplica”.

Tampoco hay que irse muy lejos para hacer misión, porque hay miles de ciudades y pueblos donde la Iglesia no tiene muchos recursos para evangelizar, apunta Mónica. Ahí también se hace misión. “Lo único que hay que hacer -recuerda Mónica-, es saltar del sofá” y ponerse en marcha. La actividad misionera para Mónica Marín, como laica, es más que un voluntariado. Es llevar el encuentro de la alegría no solo a una aldea en Perú, sino en el día a día. Es la oportunidad de descubrir que “se puede vivir muy feliz dejándose de mirar uno el ombligo y sin pretender tenerlo todo controlado en la vida”, asegura.

Para vivir esa felicidad, compartiendo y entregando, no es necesario tener una fe desbordante, “solo hace falta tener ganas de salir de nuestra zona de confort”, sin miedo a dejar que nuestro corazón sea transformado. “Dios se va encargando de hilar cada vida. Todo lo que vas a hacer por y para Él termina por ser recompensado, no hay otra”. “Es como cuando miras un tapiz. Del revés está todo enmarañado, y resulta que del derecho es una obra preciosa”. No te pierdas esta entrevista con Mónica Marín, cofundadora de la asociación Jatari y ¡déjate contagiar por su entusiasmo!

 

Ayúdanos a seguir evangelizando: https://www.matermundi.tv/donar-ahora/

Síguenos en:
Facebook: https://www.facebook.com/matermunditv/
Twitter: https://twitter.com/TvMater
Web: http://matermundi.tv/

©Mater Mundi TV

(249)

DONA AHORA