1. Home
  2. PROGRAMASConociendo las escrituras
  3. El reino dividido. Cap. 12 parte 1

El reino dividido. Cap. 12 parte 1

92
0

Os presentamos un programa más de ‘Conociendo las Escrituras’ presentado por Beatriz Ozores. En este capítulo recordaremos que con el reinado de Salomón la gloria de Israel llegó a su punto culminante. Pero los impuestos y los trabajos forzados convirtieron a Salomón en una figura impopular entre sus súbditos. Peor aún, su apostasía exigía un castigo por parte de Dios. El orgullo y la idolatría de Salomón fueron las semillas del declive del imperio. El Israel imperial jamás volvería a ser un líder entre las naciones. De hecho, ni siquiera sobreviviría a la muerte de Salomón.

Uno de los altos cargos del viejo rey Salomón era un joven llamado Jeroboam. Por aquel entonces Jeroboam salió de Jerusalén y el profeta Ajías de Siló se lo encontró por el camino. Éste vestía un manto nuevo, y los dos estaban solos en el campo. Ajías se quitó el manto nuevo que llevaba y lo rasgó en doce trozos. Entonces dijo a Jeroboam: -Toma diez trozos, pues así dice el Señor, Dios de Israel: “Voy a desgarrar el reino de la mano de Salomón y te daré a ti diez tribus. Él conservará una tribu en atención a mi siervo David y a Jerusalén, la ciudad que elegí entre todas las tribus de Israel. Porque ellas me abandonaron y adoraron a Astarté, diosa de los sidonios, a Camós, dios de Moab, y a Milcom, dios de los amonitas, y no siguieron mis caminos practicando lo que es justo a mis ojos, ni mis leyes, ni mis normas, como su padre David”. (1 R 11, 29-33)

Cuando Salomón murió, su hijo Roboam estaba preparado para sucederle. Había crecido en la magnífica corte de su padre y no había conocido nada más que lujo y ociosidad. El pueblo había estado sufriendo bajo el gobierno de Salomón. Entonces los ancianos, y Jeroboam con ellos, acudieron a Roboam para pedirle que aliviara un poco el peso que llevaban sobre sus hombros. “Tu padre nos impuso un duro yugo. Tú, ahora, aligera la dura servidumbre de tu padre y el pesado yugo que nos impuso, y te serviremos”1. Siquem, entre los montes Ebal y Garizim. Después de la división del reino, Jeroboam, que reinó sobre el reino del Norte (Israel, diez tribus), elige Siquem como capital. Roboam reinó sobre el reino del Sur (Judá y Benjamín) desde Jerusalén. Roboam pidió a los ancianos que volvieran después de tres días, al cabo de los cuales les daría una respuesta. Entonces acudió a los sabios que habían sido los consejeros de su padre Salomón. “¿Qué me aconsejáis que conteste a esta gente?”, les preguntó.

“Si hoy te pones a disposición de este pueblo y le sirves, le respondes y le hablas con buenas palabras, estará siem- pre a tu servicio”2, le respondieron. Pero esto no era lo que Roboam quería oír. Se volvió hacia los jóvenes que habían crecido con él, los amigos que habían compartido sus lujos y malgastado su juventud en la corte de Salomón. Éstos le dijeron que eligiera la línea dura. Así que, cuando los ancianos regresaron, Roboam les dio esta orgullosa respuesta: “Mi padre hizo pesado vuestro yugo, y yo os lo aumentaré: mi padre os castigaba con látigos y yo os casti- garé con escorpiones”3. Era exactamente la respuesta equivocada. Una vez más se oyó el viejo grito de llamada a la rebelión. “¿Qué tenemos en común con David, qué heredamos con el hijo de Jesé? ¡A tus tiendas, Israel! ¡Preocúpate ahora de tu casa, David!” (1 R 12, 16)

Aunque Israel había sido un único reino durante más de un siglo, las tradiciones tribales eran todavía muy importantes. Al sur, la grande y poderosa tribu de Judá permaneció fiel a su propia casa de David. Pero diez tribus se rebelaron y eligieron por rey a Jeroboam. Además de Judá, Roboam sólo fue capaz de mantener el control de la pequeña tribu vecina de Benjamín. Una guerra civil se cernía sobre Israel. Sin embargo, en el último minuto Roboam decidió no tratar de recuperar el norte. El profeta Semaías le dijo que la división del reino era voluntad de Dios y Roboam, —quizá no queriendo arriesgarse a una guerra que no podía ganar—desistió. El reino se dividió y nunca más volvería a unirse.

Síguenos en: Facebook: https://www.facebook.com/matermunditv/

Twitter: https://twitter.com/TvMater

(92)

DONA AHORA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies