1. Home
  2. ESPIRITUALIDAD
  3. No estás solo, muchos velan por ti. Tú ¿quieres curarte? | M. Verónica Mª (Iesu Communio)

No estás solo, muchos velan por ti. Tú ¿quieres curarte? | M. Verónica Mª (Iesu Communio)

377
0

«Los criterios mundanos no son jamás la brújula de los cristianos. Dios es la voz que nos guía. A nadie más hay que escuchar. Hoy es el día en el que el Señor te pregunta, ¿quieres curarte?» «No olvides jamás que en este camino NO ESTÁS SOLO, NUNCA ESTÁS SOLO. EN LA IGLESIA MUCHOS VELAN POR TI».

Madre Verónica Mª alerta en esta conferencia de las mentiras disfrazadas de verdades que nos acechan hoy, especialmente a los jóvenes. «Jamás, jamás te entregues a aquello que no puedes pasar, que te fuerza, porque no es para ti, ni es tu identidad. Lo primero que quieren hacer es cambiarte el nombre, cambiar tu dieta, tu forma de vestir y de mirarte a ti misma». «Quieren traer confusión a tu verdadera identidad».

“Te van a ofrecer como saludable que consumas sus productos, que te lo tragues todo”. “Babel te va a intentar cambiar el idioma, va a cambiar tu forma de pensar tanto, que cambiará tu forma de hablar. Es experta en medias mentiras maquilladas siempre de verdades porque si no, no te las tragas. Su idioma es muy muy sutil. Hará todo para que no seas capaz de verte como “esa preciosidad que el Señor creó y pensó”.

Advierte madre Verónica Mª del gran peligro que esto supone: los casos que ha conocido en los que se ha producido este proceso «han acabado en el suicidio». “Me rompo de pena”, dice la religiosa.

Recuerda que «tienes una vida preciosa por delante. Despierta. Porque, la queramos o no, la vida tiene fecha de entrega. Hay algo peor que fracasar en la vida ahora, y es tener éxito en la mentira. No es trágico cometer errores, lo trágico es errar toda una vida creyendo que todo te va fenomenal. Al final, en la tarde, solo queda el amor».

Y un peligro más: a los que estamos queriendo ser cristianos nos puede suceder como a aquel paralítico de la piscina de Betesda. Jesús lo encontró estancado delante de un estanque milagroso. Jesús nos pregunta hoy: ¿qué quieres que haga por ti? ¿Tú sabrías responder de verdad?

Los años se pueden pasar «esperando que alguien te cambie la vida. Pero nadie puede hacer por ti lo que tú no hagas», dice la fundadora de Iesu Communio. «Hoy, créelo: Jesús está aquí y va a agitar tu agua y te tiene que remover porque el agua estancada se pudre. ¿Quieres quedar sano?

Algunos no queremos tomar la decisión de cambiar de vida, preferimos quedarnos estancados en la lamentación. Aflora el victimismo. Esperamos la compasión de los otros, para no abordar cambios reales. Esto es responder como el paralítico: “Señor, no tengo a nadie”. Esperamos que otros nos resuelvan la vida».

«Buscas culpables para posponer la decisión de arrancar de tu vida aquello que te enferma: una amistad que te está destruyendo, una situación que te está destruyendo, una adicción… Con la mentalidad de víctima creamos realidades alternativas, nos llegamos a creer nuestras propias mentiras. La autocompasión impide la apertura a la sanación. Tú no sanarás solo por estar dentro de la Iglesia; sanarás cuando tengas un encuentro cara a cara con el Misericordioso, y el milagro se dará al responder a la voz que te habla así: ‘hoy levántate, hoy quiero hospedarme en tu casa’.

«Acuérdate, nadie lo puede hacer por ti. A veces hay que tocar fondo, y en ese fondo, ahí llega Él».

«Te hablará en imperativo, porque quien te ama te hablará en imperativo. Sabe que solo hay una vía, y que mañana puede ser tarde». «Nada te ata si te decides a emprender el nuevo camino. Incluso cuando no seas capaz de ver todavía el horizonte. Porque ya no vas a caminar sobre tus músculos lisiados, sino sobre la gracia, la palabra de Dios, del Resucitado. Más potente que toda enfermedad, que toda muerte. Fíate y camina. No hagas caso a ninguna otra voz, solo a la voz del Amor».

«Hoy en este día pasa el Señor por ti. Corre, únete pronto a los que te aman y gritan contigo: ‘Señor, no pases de largo porque sin ti mi vida anochece, porque ahora no solo te conozco de oídas, ahora sé que sin ti no soy ni puedo hacer nada’.

Madre Verónica Mª te dice, emocionada: No olvides jamás que «en este camino NO ESTÁS SOLO, NUNCA ESTÁS SOLO. EN LA IGLESIA MUCHOS VELAN POR TI».

 

©MATER MUNDI TV se sostiene solo con los donativos que recibe. DONAR es muy sencillo a través de PAYPAL, transferencia o tarjeta bancaria y también por BIZUM al 03158 (en España)

(377)

DONA AHORA