1. Home
  2. TESTIMONIOS
  3. «Los proaborto y los legisladores mienten. No les importan ni las vidas ni los derechos de las mujeres»

«Los proaborto y los legisladores mienten. No les importan ni las vidas ni los derechos de las mujeres»

425
0

Con solo 22 años, Irene Barajas ya acumula, por desgracia, bastantes historias sobre el drama del aborto y las secuelas que sufren por ello las mujeres, «secuelas que duran toda la vida«, recuerda. Ha sido testigo directo del horror que viven las madres tras un aborto. «Salen destrozadas». Ha conocido, de primera mano, cómo funciona la industria del aborto, cómo se extiende y se lucra escandalosamente con la eliminación de vidas por nacer. Pero también sabe de la inmensa felicidad que se llega a sentir cuando se pueden salvar dos vidas: la de un bebé y la de su madre.

Por todo eso, Irene habla sin pelos en la lengua cuando comparte el testimonio de su experiencia personal.

Sabe que con solo dos palabras se pueden salvar miles de vidas. Esas palabras son: ¿te ayudamos?

Pero ni los abortorios ni los legisladores quieren que se pronuncien esas dos palabras que pueden salvar vidas. «No les importan en absoluto las mujeres, ni su salud, ni sus derechos. Y, por supuesto, no les importan los bebés que matan». «No quieren que hablemos con las futuras madres porque cada mujer embarazada que decide no abortar a su hijo, simplemente significa dinero que dejan de facturar». Es puro y simple negocio.

Ahora se persigue a personas como Irene solo por ofrecer la ayuda que las instituciones públicas niegan a las futuras mamás y a sus hijos por nacer, cuando debería ser un derecho garantizado.

Les califican como acosadores, pero la verdad es que los acosados son las personas que actúan en defensa de la vida.

Así habla Irene en este testimonio basado en su experiencia como activa voluntaria de Rescatadores Juan Pablo II (que ha salvado a 6.000 bebés de ser abortados) y Más Futuro (asociación que presta apoyo a las madres embarazadas en riesgo de exclusión social).

Contra el aborto desde la ciencia y desde la fe

Irene Barajas estudia Farmacia y Biotecnología. Siempre estuvo en contra del aborto, porque la ciencia ha demostrado que hay vida desde la concepción. En especial, le dolía el sufrimiento de los bebés. Pero a ese conocimiento basado en la evidencia científica, sumó la dimensión espiritual de la vida tras su conversión, hace cinco años. Y también el comprobar, por sí misma, el terrible sufrimiento de las mujeres cuando salían de abortar.

Durante una reciente estancia por estudios en Chicago (EEUU), también ha podido ver en primera persona cómo la industria del aborto extiende sus tentáculos por toda la sociedad. En los campus universitarios allí, una mujer puede abortar como quien se va a hacer una limpieza de cutis. La publicidad está por todas partes y se dan toda clase de facilidades para abortar, hasta para pagar la intervención, si es que no está subvencionada por la propia universidad.

«La fe sin obras está muerta»

A su regreso a España, considera más alarmante que nunca el silencio y el consentimiento velado del aborto en el ámbito universitario, en especial en las universidades de base católica. «No se dice toda la verdad, no se da toda la información», denuncia Irene.

«Vamos por el mismo camino que Estados Unidos, y lo que está ocurriendo es un absoluto fracaso como sociedad«, afirma la joven. En ese contexto social, Irene también recuerda algo importante, y es que «la fe sin obras, está muerta». 

 

¡Súmate a nuestra misión. Ayúdanos a seguir remando! ©Mater Mundi TV es una Fundación que se sostiene solo con los donativos que recibe. Si te ha gustado este vídeo, ayúdanos para que podamos producir y seguir ofreciendo de forma gratuita nuestros contenidos en YouTube y en esta web. Puedes donar a través de PAYPAL, tarjeta bancaria o transferencia o por BIZUM código 03158 

(425)

DONA AHORA