1. Home
  2. TESTIMONIOSJuventud
  3. “Queridos jóvenes: no es posible recomenzar sin ustedes”

“Queridos jóvenes: no es posible recomenzar sin ustedes”

“Queridos jóvenes: no es posible recomenzar sin ustedes”
75
0
Compártelo en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

“¡Levántate! Te hago testigo de las cosas que has visto” (cf. Hch 26,16). Sobre este pasaje de los Hechos de los Apóstoles construye el Papa Francisco su mensaje a los jóvenes con motivo de la XXXVI Jornada Mundial de la Juventud 2021 que se celebrará el 21 de noviembre en las Iglesias locales de todo el mundo. Una jornada puente de preparación entre la JMJ de Panamá 2019 y la JMJ de Lisboa 2023.

“Espero de todo corazón que este mensaje nos ayude a prepararnos para tiempos nuevos, para una nueva página en la historia de la humanidad -dice el mensaje del Papa-. Pero, queridos jóvenes, no es posible recomenzar sin ustedes. Para volver a levantarse, el mundo necesita la fuerza, el entusiasmo y la pasión que tienen ustedes”.

“Cuando un joven cae, -dice el mensaje- en cierto sentido cae la humanidad. Pero también es verdad que cuando un joven se levanta, es como si se levantara el mundo entero. Queridos jóvenes, ¡qué gran potencialidad hay en sus manos! ¡Qué fuerza tienen en sus corazones!”.

El Santo Padre hace un llamamiento a los jóvenes para que no permitan ser manipulados y utilizados como “instrumentos de violencia y destrucción en la vida de muchos” incluso convirtiendo el entorno digital y las redes sociales en un campo de batalla, “utilizando sin escrúpulos el arma de las noticias falsas para esparcir veneno y destruir a sus adversarios”.

«Hoy en día muchas historias sazonan nuestras jornadas, especialmente en las redes sociales, a menudo construidas artísticamente con mucha producción, con videocámaras y escenarios diferentes. Se buscan cada vez más los focos del primer plano, sabiamente orientados, para poder mostrar a los amigos y seguidores una imagen de sí que a veces no refleja la propia verdad», lamenta.

Francisco invita a los jóvenes a meditar sobre la conversión de Saulo (San Pablo), que pasó de “perseguidor-ejecutor” a “discípulo-testigo”. En su mensaje el Papa recuerda que el Señor dirige a cada joven que se aleja hoy el mismo dulce “reproche” que a Saulo: “¿Hasta cuándo huirás de mí? ¿Por qué no escuchas que te estoy llamando? Estoy esperando tu regreso”. Y “cuando el Señor irrumpió en la vida de Pablo, no anuló su personalidad, no borró su celo y su pasión, sino que hizo fructificar sus talentos para hacer de él el gran evangelizador hasta los confines de la tierra”.

“Como Pablo, cada uno de nosotros puede sentir en lo profundo de su corazón esta voz que le dice: “Me fío de ti. Conozco tu historia y la tomo en mis manos, junto contigo. Aunque a menudo hayas estado en mi contra, te elijo y te hago mi testigo”, nos dice el Papa Francisco. “La lógica divina puede hacer del peor perseguidor un gran testigo”.

“¡Levántate y da testimonio!”
Y los testigos están llamados a dar testimonio, como dice el mensaje de Francisco a los jóvenes: “no puedes quedarte tirado en el suelo sintiendo pena de ti mismo, ¡hay una misión que te espera! También tú puedes ser testigo de las obras que Jesús ha comenzado a realizar en ti”.

¡Levántate!, dice el Santo Padre a los jóvenes, y testimonia tu experiencia de conversión, el amor y el respeto que es posible en todos los ámbitos de las relaciones humanas. “Levántate y testimonia que las existencias fracasadas pueden ser reconstruidas, que las personas que ya han muerto en el espíritu pueden resurgir, que las personas esclavas pueden volverse libres, que los corazones oprimidos por la tristeza pueden volver a encontrar la esperanza”. Porque ningún joven está fuera del alcance la misericordia y el amor de Dios.

“¡Cuánta fuerza y cuánta pasión habitan también en los corazones de ustedes, queridos jóvenes!. Pero si la oscuridad que los rodea y la que está dentro de ustedes les impide ver correctamente, corren el riesgo de perderse en batallas sin sentido, hasta volverse violentos. Y lamentablemente las primeras víctimas serán ustedes mismos y aquellos que están más cerca de ustedes”.

— ¡Levántate y testimonia con alegría que Cristo vive! Difunde su mensaje de amor y salvación entre tus coetáneos, en la escuela, en la universidad, en el trabajo, en el mundo digital, en todas partes. El Señor, la Iglesia, el Papa confían en ustedes y los constituyen testigos para tantos otros jóvenes que encuentran en los “caminos de Damasco” de nuestro tiempo, exhorta el Santo Padre.

La Cruz, junto con el icono de Nuestra Señora Salus Populi Romani -los dos símbolos que acompañan a la JMJ- llegaron a primeros de septiembre a España y recorrerán la mayoría de las diócesis españolas hasta el 29 de octubre antes de regresar a Portugal.

Ver texto completo del mensaje del Papa Francisco para la XXXVI Jornada Mundial de la Juventud

Fotografía: Vatican News

(75)

DONA AHORA