1. Home
  2. PROGRAMAS¿Quién es quién? Padre Valentín
  3. El emperador Nerón: de buen gestor a ser hostil por influencia de su esposa

El emperador Nerón: de buen gestor a ser hostil por influencia de su esposa

49
0
Compártelo en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Os presentamos un programa más del Padre Valentín donde cada semana nos descubre diferentes personajes de la Biblia y en qué contexto histórico y social se han movido. En el capítulo de hoy trataremos la figura del emperador Nerón. El Padre nos explica que no sólo su singularidad va dirigida a que se sabe que era un emperador hostil para los cristianos sino que si leemos a los historiadores romanos de la época, en ningún caso sale bien parado. Al igual que sucede en la actualidad con los reyes de España en este caso, de la misma forma sucedía con los emperadores romanos.

De hecho, Nerón pertenecía a la dinastía julio-claudia y fue el último emperador de esta dinastía. Su imperio, se divide en dos partes. Los primeros años eran los de un Nerón bastante buen gestor como bien alude el Padre, buen político, pacífico que ya había estado, por otro lado, envuelto en algunas tramas un poco turbias porque su tío fue el emperador Claudio y como tal la sucesión debía de pasar a su hijo británico. Sin embargo, Agripina, esposa de Claudio, madre de Nerón y una mujer realmente siniestra se las ingenió para que el Imperio pasase no al hijo que era lo lógico sino al sobrino, a Nerón.

Los primeros años que fueron de una gran tutela por parte de Agripina su madre, fueron años bastante buenos. Hay que recordar que Agripina fue mujer de emperador, madre de emperador y hermana de emperador, es decir, una mujer muy culta y como gestora muy buena porque conocía la política imperial a la perfección. De tal forma, que un Nerón tutelado por su madre al menos era un buen gestor. Sin embargo, como bien explica el Padre, importa mucho con quien te casas. La primera mujer de Nerón fue Octavia, una de las mujeres más queridas en Roma.

Su mujer segunda, Popea fue la que envenenó la mente del príncipe porque esta mujer era manipuladora y tenía grandes enemigos. De hecho, se las ingenia para que el emperador Nerón comience a perseguir a los propios judíos y después a los filósofos estoicos.

 

¡No te pierdas el programa completo sobre la apasionante vida del emperador romano!

Síguenos en: Facebook

Twitter

(49)

DONA AHORA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies