1. Home
  2. ACTUALIDADVida de la Iglesia
  3. Piden orar por beatificación de religiosa que dedicó su vida a los enfermos

Piden orar por beatificación de religiosa que dedicó su vida a los enfermos

Piden orar por beatificación de religiosa que dedicó su vida a los enfermos
16
0
Compártelo en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

(ACI) El Obispo de Nottingham (Inglaterra), Mons. Patrick Joseph McKinney, ha pedido oraciones para promover la causa de beatificación de la Madre Mary Potter, una religiosa que dedicó su vida al cuidado de los enfermos.

En una Misa transmitida en vivo el 8 de febrero, Mons. McKinney instó a los fieles a visitar, en cuanto se pueda, la tumba de la religiosa en la Catedral de San Bernabé en Nottingham, una ciudad en la región de East Midlands.

“Cuando la situación de COVID mejore, animaría a la gente a rezar en su tumba en la catedral y buscar su intercesión en oración. Un milagro que pudiera atribuirse a la intercesión de la Madre María sin duda aceleraría el cuidadoso proceso de canonización de la Iglesia”, dijo el Obispo de Nottingham acerca de la religiosa fundadora de la Pequeña Compañía de María.

La hermana Potter nació en Londres en 1847. Debido a una enfermedad congénita del corazón y los pulmones, sufrió de mala salud de por vida, incluida una tos crónica. Su padre se fue de casa a Australia un año después de su nacimiento y nunca regresó.

Después de probar brevemente su vocación con las Hermanas de la Misericordia en Brighton, se convenció de que Dios la había llamado a fundar una comunidad de religiosas dedicadas a servir a los enfermos y moribundos.

Finalmente, fundó la Pequeña Compañía de María, cuyos miembros vestían un hábito negro y un distintivo velo azul pálido. Alimentaron a los niños pobres, educaron a los niños locales y visitaron a los enfermos y moribundos.

La hermana Potter luchó contra el cáncer de mama y la escarlatina o fiebre escarlata, y en ocasiones se enfrentó al obispo sobre la dirección de la comunidad.

En 1882, pese a los problemas de salud, viajó a Roma para pedir la bendición del Papa León XIII sobre su trabajo. El Papa invitó a las hermanas a abrir una casa en Roma y en 1886 declaró a la Pequeña Compañía de María un instituto de derecho pontificio.

McKinney reconoció que la religiosa “tenía una salud frágil desde sus primeros días, sufría problemas cardíacos y, más tarde en la vida, cáncer y tuberculosis”, pero “la Madre María tenía una fuerte empatía personal por los enfermos y los moribundos, y esos altos estándares del trabajo de enfermería y los cuidados paliativos y espirituales continúan ahora en muchos países de todo el mundo donde las hermanas Pequeña Compañía de María tienen sus fundamentos”.

Cuando murió la hermana Mary Potter, el 9 de abril de 1913, la congregación se había expandido hasta Nueva Zelanda. Fue enterrada en Roma, pero en 1997 sus restos fueron trasladados a Nottingham.

En 1988, el Papa San Juan Pablo II la declaró “venerable”.

Al concluir su homilía, Mins. McKinney dijo: “¡Qué bueno sería si también pudiéramos anteponer la palabra ‘santa’ a su nombre y su legado aquí en Nottingham y en muchas partes del mundo! Termino invitándolos a unirse a mí en la oración por su beatificación”.

Oración por la beatificación de la Madre Mary Potter

“Oh Dios, para cuya gloria la Venerable Mary Potter fundó la Pequeña Compañía de María, concédenos que pronto sea beatificada, para que su obra y su espíritu beneficien aún más a los miembros sufrientes de Jesucristo. Amén.” 

“María, Madre de la Iglesia, que esta ardiente apóstol de tu Corazón Materno sea más conocida por los favores especiales que se conceden por su intercesión. (Aquí haz tu petición) Padre nuestro, Ave María, Gloria”.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

(16)

DONA AHORA