1. Home
  2. PAPA FRANCISCO
  3. Papa Francisco en Domingo de Pascua: Que Jesús disipe tinieblas de nuestra pobre humanidad

Papa Francisco en Domingo de Pascua: Que Jesús disipe tinieblas de nuestra pobre humanidad

39
0

(ACI) Al celebrar la Misa en el Domingo de Resurrección en la Basílica de San Pedro, el Papa Francisco expresó su deseo y oración para que Jesús, “que ya venció la muerte abriéndonos el camino de la salvación eterna, disipe las tinieblas de nuestra pobre humanidad y nos introduzca en su día glorioso que no conoce ocaso”.

“El Resucitado no es otro que el Crucificado. Lleva en su cuerpo glorioso las llagas indelebles, heridas que se convierten en lumbreras de esperanza. A Él dirigimos nuestra mirada para que sane las heridas de la humanidad desolada”, dijo.

El Santo Padre señaló que “hoy pienso sobre todo en los que han sido afectados directamente por el coronavirus: los enfermos, los que han fallecido y las familias que lloran por la muerte de sus seres queridos, y que en algunos casos ni siquiera han podido darles el último adiós”.

También pidió que Cristo “conceda su consolación y las gracias necesarias a quienes se encuentran en condiciones de particular vulnerabilidad, como también a quienes trabajan en los centros de salud, o viven en los cuarteles y en las cárceles”.

“Para muchos es una Pascua de soledad, vivida en medio de los numerosos lutos y dificultades que está provocando la pandemia, desde los sufrimientos físicos hasta los problemas económicos”, lamentó.

El Papa señaló que la pandemia del coronavirus COVID-19 “no sólo nos está privando de los afectos, sino también de la posibilidad de recurrir en persona al consuelo que brota de los sacramentos, especialmente de la Eucaristía y la Reconciliación”.

“En muchos países no ha sido posible acercarse a ellos, pero el Señor no nos dejó solos. Permaneciendo unidos en la oración, estamos seguros de que Él nos cubre con su mano, repitiéndonos con fuerza: No temas, ‘he resucitado y aún estoy contigo’”.

“Que Jesús, nuestra Pascua, conceda fortaleza y esperanza a los médicos y a los enfermeros, que en todas partes ofrecen un testimonio de cuidado y amor al prójimo hasta la extenuación de sus fuerzas y, no pocas veces, hasta el sacrificio de su propia salud”, expresó.

El Papa Francisco destacó además que “este no es el tiempo del egoísmo” y “no es tiempo de la división” ni el olvido, al tiempo que alentó a que se acaben las distintas guerras y conflictos en el mundo, y pidió que Cristo “permita alcanzar soluciones prácticas e inmediatas en Venezuela”.

Concluido su mensaje de Pascua, el Papa Francisco impartió a los fieles de todo el mundo su Bendición “Urbi et Orbi”.

(39)

TU DONACIÓN HACE POSIBLE EL SOSTENIMIENTO DE MATER MUNDI
Etiquetas:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies