1. Home
  2. ACTUALIDADVida de la Iglesia
  3. Vaticano pide colaborar con colecta del Viernes Santo a favor de Tierra Santa

Vaticano pide colaborar con colecta del Viernes Santo a favor de Tierra Santa

Vaticano pide colaborar con colecta del Viernes Santo a favor de Tierra Santa
35
0

(ACI) Como cada año, la Iglesia Católica universal destinará la colecta del Viernes Santo a favor de Tierra Santa y de Medio Oriente, por lo que el Vaticano animó a los fieles a ser solidarios.

“La Iglesia sigue trabajando por la salvaguardia de la presencia cristiana y por dar voz a quien no la tiene. Lo hace, ciertamente, en el campo pastoral y litúrgico, que es fundamental para la vida de nuestras pequeñas comunidades. Pero continúa también, en modo serio, en su empeño por garantizar una educación de calidad”, indicó el Cardenal Leonardo Sandri, prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales.

En una carta enviada a los obispos del mundo el 26 de febrero, Miércoles de Ceniza, y dada a conocer este 4 de marzo, el Purpurado recordó “las pruebas sufridas a lo largo de los siglos por la Iglesia que vive en Tierra Santa y en todo el Medio Oriente”.

“Esas pruebas aún no han terminado, como lo muestra la tragedia de la continua y progresiva reducción del número de fieles locales, con el consiguiente riesgo de ver desaparecer las diversas tradiciones cristianas que vienen de los primeros siglos”, señaló.

El Cardenal Sandri denunció que “largas y destructivas guerras han producido y continúan produciendo millones de refugiados y condicionan fuertemente el futuro de enteras generaciones, que se ven privadas de los bienes más elementales, como el derecho a una paz justa, a una infancia tranquila, a una instrucción escolar orgánica, a una juventud dedicada a la búsqueda de un trabajo, a la formación de una familia, al descubrimiento de la propia vocación, a una vida adulta fructífera y digna, a una vejez serena”.

En esta línea, la autoridad vaticana señaló que “gracias a la generosidad de los fieles de todo el mundo” la Iglesia sigue trabajando “por la salvaguardia de la presencia cristiana y por dar voz a quien no la tiene”.

En concreto, el prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales puntualizó cinco ámbitos en los que la Iglesia trabaja gracias a la colecta del Viernes Santo a favor de Tierra Santa.

El primero es el campo pastoral y litúrgico, que es fundamental para la vida de nuestras pequeñas comunidades; seguido de la educación de calidad a través de las escuelas, que son fundamentales para conservar la identidad cristiana y para construir una convivencia fraterna, especialmente con los musulmanes.

El tercer ámbito es la creación de oportunidades de trabajo. El cuarto ámbito es la ayuda material donde se presentan formas de pobreza endémica, o bien, necesidades sanitarias y emergencias humanitarias unidas a los flujos de refugiados y de trabajadores migrantes extranjeros.

Finalmente, está el cuidado de los santuarios, que resultaría imposible sin la Colecta “pro Terra Sancta”. El Purpurado recordó que en estos lugares se conserva la memoria de la divina revelación, del misterio de la encarnación y de nuestra redención; además de ser donde la comunidad cristiana local encuentra los fundamentos de su propia identidad.

En esta línea, el Cardenal Sandri describió que “en torno a los santuarios y gracias a su presencia, encuentran un trabajo digno muchos de los fieles cristianos dedicados a acoger a los millones de peregrinos que en estos últimos años llegan, cada vez más numerosos, para visitar los Santos Lugares”.

“La Tierra Santa es el lugar físico en el que Jesús ha vivido esta agonía y este sufrimiento transformándolos en acción redentora gracias a un amor infinito. En Getsemaní lo hace hasta sudar sangre. En el Cenáculo, la ofrenda de sí mismo que realizará en la Cruz, la anticipa a través del don de la Eucaristía, pero también a través del lavado de los pies y del mandamiento del amor fraterno. A lo largo de la Vía Dolorosa aún podemos imaginar los lugares del doble proceso y de la condena de Jesús. Podemos verle mientras recorre el camino llevando la Cruz ayudado por el Cirineo, y llegar al Gólgota para ser clavado, y entregarse en las manos del Padre confiandonos a María, y morir colocado en un sepulcro nuevo y vacío de donde resucitará al tercer día”, describió.

Con la colecta que se hace en el Viernes Santo cada año, la Custodia franciscana de Tierra Santa puede cumplir su misión de preservar los Santos Lugares y fomentar la presencia cristiana a través de actividades de solidaridad. Por ejemplo, al mantener estructuras pastorales, educativas, asistenciales, sanitarias y sociales.

Los territorios que se benefician con la colecta son Jerusalén, Palestina, Israel, Jordania, Chipre, Siria, Líbano, Egipto, Etiopía, Eritrea, Turquía, Irán e Irak.

La Custodia de Tierra Santa recibe la mayor parte de la colecta y el resto es destinado por la Congregación para las Iglesias Orientales que lo utiliza para la formación de seminaristas, sustento del clero, actividades escolares, formación cultural y subvenciones en las diversas circunscripciones eclesiásticas de Medio Oriente.

En concreto, la Custodia de Tierra Santa tiene casi 1150 empleados entre Israel y Palestina quienes trabajan en 15 escuelas, 4 casas para peregrinos, 80 santuarios y 25 parroquias.

Según informó la Oficina de Prensa de la Santa Sede, la recaudación total de la colecta en 2019 fue de 8.279.209,64 dólares de los cuales 3.276.252,00 dólares se destinaron a la formación académica, espiritual y humana de los seminaristas y sacerdotes; y cuando fue posible de los laicos, bajo la jurisdicción de la Congregación para las Iglesia Orientales.

Las ayudas comprenden becas, tasas universitarias, gastos de salud, entre otros, de las que se benefician más de 300 estudiantes. La Congregación para las Iglesias Orientales contribuye también al sustento del Pontificio Instituto Oriental, una institución académica de enseñanza superior.

Por último, la Congregación para las Iglesias Orientales indicó que “la generosidad de los fieles católicos hacia los hermanos y hermanas de Medio Oriente puede resolver tantos problemas, pero la oración y el apoyo moral son aún más necesarios”.

Por ello, el dicasterio vaticano invitó a “adoptar, aunque si no se conoce el nombre, a un cristiano de Medio Oriente, para rezar por él/ella durante todo el año 2020”.

(35)

DONA AHORA
Etiquetas:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies