1. Home
  2. ACTUALIDAD
  3. El día en que San Juan XXIII confió el Concilio Vaticano II a San José

El día en que San Juan XXIII confió el Concilio Vaticano II a San José

El día en que San Juan XXIII confió el Concilio Vaticano II a San José
71
0

(ACI) El 19 de marzo de 1961 el Papa San Juan XXIII publicó en el diario del Vaticano, L’Osservatore Romano (LOR), una carta apostólica sobre San José, en la que le confió la realización del Concilio Vaticano II.

El Concilio Vaticano II es considerado es uno de los acontecimientos eclesiales más importantes de la historia contemporánea.

Fue inaugurado en 1962 por San Juan XXIII y clausurado en 1968 por San Pablo VI. Produjo un cuerpo de doctrina que busca promover la fe católica en el mundo, renovar la vida cristiana, adaptar la liturgia y alentar la acción de los laicos en la vida de la Iglesia.

LOR también refiere que el Papa Bueno consideraba a San José como “el mejor maestro y patrono de los diplomáticos de la Santa Sede” porque sabía obedecer y, cuando era necesario hablar, lo hacía con mesura y garbo, características propias de un diplomático.

El diario del Vaticano indica que esto se lo dijo el Papa al entonces Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Gasparri, cuando supo que había sido designado Visitador Apostólico de Bulgaria y que sería ordenado obispo, algo que ocurrió en la fiesta de San José, el 19 de marzo de 1925 cuando tenía 43 años.

En la carta que publicó en 1962, ya como Papa, San Juan XXIII destacó la devoción a San José de sus predecesores: Pío IX lo declaró Patrono de la Iglesia, Pío XI se refirió al Santo Custodio como defensor de las naciones cristianas contra el ateísmo mundial; y Pío XII estableció el 1 de mayo como la fiesta de San José Obrero.

El artículo de hoy también recuerda que en la Misa que celebró del 19 de marzo de 1959, algunos meses después de su elección, San Juan XXIII relató a los fieles que habría elegido “José” como nombre de Pontífice, pero no lo hizo porque no era “del uso de los Papas”, por lo que optó finalmente por el nombre de “Juan”.

Aunque no tomó el nombre de “José”, indica el texto, Juan XXIII sabía que San José siempre estaría a su lado “por ser un excelente protector y compañero, así como un óptimo ejemplo”.

(71)

TU DONACIÓN HACE POSIBLE EL SOSTENIMIENTO DE MATER MUNDI

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies