1. Home
  2. ESPIRITUALIDAD
  3. El Sacramento del Perdón, catarsis y consuelo para recuperar la alegría del alma

El Sacramento del Perdón, catarsis y consuelo para recuperar la alegría del alma

63
0
Compártelo en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Aunque uno no sea consciente, va cargando sobre sí culpas, cosas mal hechas, «desolaciones» que diría S. Ignacio de Loyola, «cosas que van entristeciendo el alma poco a poco».

Por eso, ¿qué es lo que hace el perdonar pecados?

El perdón de los pecados permite, por una parte, liberarse de un peso y poder descansar. Es como una catarsis, «quitarse un peso de encima que nunca teníamos que haber llevado». Y, por otra, permite que las personas podamos ejercer el derecho de hablar y ser escuchados, que uno pueda desahogar el corazón. El sacerdote tiene la obligación de escuchar e, independientemente de cómo sea su condición humana, él te perdona los pecados en el nombre de Jesucristo. Por mandato de Jesús, «lo que desata en la tierra queda desatado en el cielo».

Perdonar pecados solo los puede perdonar Dios, pero «Jesucristo es Dios, y si Jesucristo nos da el poder a los hombres de perdonar pecados, es que podemos perdonar pecados en este mundo en el nombre de Dios».

«Es un gran consuelo que la Iglesia o Jesucristo mismo a través de un cura me escuche y me dé el perdón de Dios», haciendo posible la reconciliación con nuestra propia historia. Es una manera de quedarse como un niño, como si uno acabara de ser bautizado.

Dios perdona hasta el pecado más horrible, de una vez para siempre, si uno lo reconoce y vuelve a Dios. Él perdona, porque es eterno en su Misericordia.

Conoce más sobre el misterio de la reconciliación con las explicaciones del P. Luis Manuel Queru, párroco de Nuestra Señora del Rosario de Montañana (Zaragoza, España). Y acompañemos la Pasión de Cristo reconciliándonos primero con Dios. Acércate al Sacramento del Perdón y deja que Dios devuelva la alegría a tu alma.

 

Dirección y realización: David F. Ráfales

Agradecimientos: P. Luis Manuel Queru y David F. Ráfales

 

©Mater Mundi TV

Ayúdanos a seguir evangelizando

Tu aportación es esencial para que la familia de Mater Mundi TV pueda seguir creciendo

Síguenos en: Facebook | Twitter | Telegram | WhatsApp

(63)

DONA AHORA