1. Home
  2. TESTIMONIOS
  3. De lo mundano a volver a la fe con el Retiro de Emaús y ayudar a los niños de la calle

De lo mundano a volver a la fe con el Retiro de Emaús y ayudar a los niños de la calle

190
0

La historia de Fabrizio Caciano es una historia de evolucionar de la mundanidad de vida más absoluta a una conversión y vuelta a la fe a través de un retiro de Emaús que se convirtió en un gran compromiso desde la fe para ayudar a los más desfavorecidos en Perú.

Es además el fundador de Puertas de Emergencia, donde acompaña que acompaña a las familias, pacientes, sanitarios y trabajadores de los hospitales de Lima durante las noches. Fabrizio nació en Lima y a pesar de que su infancia y posterior adolescencia creciera en una familia católica y practicante, su vida se fue alejando de la Iglesia. “Tenía una vida normal, lo único que durante una época de mi vida tuve un gran consumo de alcohol, experiencias con drogas.

No creo que fuera una mala persona pero tomaba muy malas decisiones”, explica. Empezó un voluntariado en un programa de rehabilitación para niños de la calle, se casó, vivió en Europa y regresó a Lima. Tenía las cosas en aparente orden, su trabajo donde se involucraba mucho. Ayudando a niños que estaban drogando en las calles de la capital a altas horas de la madrugada.”Nos acercábamos a los niños, les hablábamos para ganarnos su confianza porque la idea era sacarlos de la calle para llevarlos a esta casa hogar donde les ofrecíamos todo aquello que ellos necesitaban”, explica Fabrizio. Pero claro no era lo mismo conocer el concepto de servicio para los demás que para Dios.

Su vida seguía avanzando pero sin esta presencia de Dios en su vida. Hasta el año 2013 que conoce a una chica que era muy católica y como ella acababa de hacer un Retiro de Emaús le invita a que lo hiciera él también. “Con el sacerdote de una parroquia que conocía tuve una conversación y en ella saqué toda mi artillería contra la Iglesia”, recuerda.

Ante todas estas críticas el sacerdote que hoy en día es su director espiritual, le da la razón a todas sus críticas a la Iglesia. “Me dijo: tienes razón, pero lo que no me vas a negar es que mientras tú en este momento me estás reclamando todo esto, hay una persona a 4.000 metros de altura que está llevando un mensaje de fe y de esperanza sin pedir nada a cambio y él también es Iglesia. ¿Qué Iglesia quieres ser tú? le pregunta este sacerdote a Fabrizio.

¡No te pierdas el emotivo testimonio de Fabrizio y cómo termina esta historia de fe y compromiso con la Iglesia!

Síguenos en: Facebook

Twitter

(190)

DONA AHORA
Etiquetas:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies