1. Home
  2. VIDEOSMater Mundi TV
  3. Hermana Francisca Sierra: “Mi vida consagrada la entiendo como un regalazo de Dios”

Hermana Francisca Sierra: “Mi vida consagrada la entiendo como un regalazo de Dios”

152
0
Compártelo en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

La hermana Francisca Sierra Gómez es Superiora General de las Celadoras del Reinado del Corazón de Jesús, además es muy activa en redes sociales y colabora de forma habitual colaboradora en medios de comunicación de la Iglesia. Autora de numerosos libros entre los que se encuentra, Encuentros con Jesús, reflexiones para domingos y las fiestas. Hoy viene a contarnos su historia de vocación y cómo congregaciones como a la que ella pertenece saben adaptarse a los nuevos tiempos. “Mi vida consagrada la entiendo como un regalazo de Dios, como un asombro y como un agradecimiento grandísimo”, comenta la hermana. Y es que siempre en su vida ha estado presente el agradecimiento por pertenecer a un proyecto del que el Señor ha querido que forme parte y el sentirse de esa forma querida. Ya de de pequeña la vida de Francisca Sierra fue una aventura como ella la llama.

De padres sencillos y ejemplares tuvo la suerte o bendición de ser la sobrina de una mujer muy enamorada de Jesús. Su tía entró en la vida religiosa en las Siervas de San José. Ahí el Señor le llamó y le pidió con mucha insistencia que se dedicara a transmitir ese amor a los pobres y a los abandonados. Más adelante dejó esa congregación para formar a la que ahora pertenece la hermana Sierra. “En este momento ya desde muy joven estaba a su lado siempre. Ella me ha transmitido un amor enorme, un cariño a este Jesús, al corazón y ella con todo lo que pasó en su historia viendo todos los desastres de la guerra y la pobreza sintió que tenía que transmitir este reino, este amor de Jesús a los más pobres”, explica. Así comenzó y de esta forma la hermana siguió sus pasos y fue formada por su tía humanamente y espiritualmente. “Hice con ella todos los estudios en la Congregación ya y cuando murió siendo yo su secretaria me pidió insistentemente que siguiera pilotando la congregación que dejaba. A mí me costó mucho ya que era muy joven”, recuerda. ¿Quieres conocer como terminó esta aventura llamada vocación?

¡No te pierdas el testimonio completo!

Síguenos en: Facebook

Twitter

(152)

DONA AHORA