1. Home
  2. ACTUALIDADVida de la Iglesia
  3. «La Madre Teresa es una ventana para descubrir el amor de Dios manifestado en la sed de Jesús»

«La Madre Teresa es una ventana para descubrir el amor de Dios manifestado en la sed de Jesús»

«La Madre Teresa es una ventana para descubrir el amor de Dios manifestado en la sed de Jesús»
16
0

(Religión en Libertad) Ignacio Amorós (1986) es un joven sacerdote madrileño, incardinado en la diócesis de            Maldonado-Minas- Rocha (Uruguay). Estudió sus años de seminario en Pamplona y en Madrid. Antes de seguir la vocación sacerdotal trabajó en Londres en el mundo de las finanzas de la City como consultor y bróker de derivados financieros.

Se caracteriza por un gran afán apostólico deseoso de llegar, no sólo con su reciente libro sobre Santa Teresa de Calcuta, sino con otros proyectos audiovisuales en marcha, a toda la generación millennial.

Desde 2007 comenzó una ONG, Asociación Solidaria Universitaria, que realiza proyectos de cooperación y desarrollo en Burundi, Nicaragua, India y España, en colaboración especial con las Misioneras de la Caridad.

Enamorado de la Madre Teresa, dice que a ella le debe su vocación y, especialmente, su vocación misionera. Hoy, con ocasión de la fiesta litúrgica de Santa Teresa de Calcuta, y en el 110º aniversario de su nacimiento recientemente celebrado, presenta al público español una obra en la que ha trabajado con pasión y profundidad: Madre Teresa. El misterio de la sed de Jesús.

Publica este libro de la mano de la joven editorial Nueva Eva que ha cuidado notablemente la edición, incluyendo algunas fotos destacadas de la Madre de los más pobres de los pobres. Por cierto, nos regala con una portada muy original y expresiva de lo que es este libro.

El 5 de septiembre se celebra la festividad de Santa Teresa de Calcuta (1910-1997).

-¿Dónde y cuándo surge tu admiración por la Madre Teresa?

-Empecé a conocer la figura de Madre Teresa a los 16 años, cuando me llevaron a conocer la casa de las Misioneras de la Caridad en Madrid, en el Paseo de la Ermita del Santo. Ya había tenido un encuentro con Jesucristo, “Camino, Verdad y Vida” (Jn 14, 6), pero sentía la necesidad de hacer obras de caridad.

»La fe en Jesucristo me llevó a la caridad, pero no sabía cómo hacer obras de caridad. Y me di cuenta de que ayudar a los demás no es fácil, que tenía que aprender a hacerlo. Por eso, comencé a rezar todos los días la estampa de Madre Teresa, pidiéndole que me enseñara la caridad cristiana. Desde ese momento, Madre Teresa se convirtió en mi “madre espiritual” intercediendo por mí y cuidándome desde el cielo. Aun hoy sigo sintiendo su intercesión y ayuda en muchas cosas de mi vida.

-¿Cómo se concretó esa enseñanza de la caridad?

-En 2004 comencé a trabajar con las Misioneras de la Caridad en Madrid. Iba a su casa todas las semanas a ayudar a los pobres que ellas atendían. Allí aprendí a ver a Jesucristo en el prójimo, a salir de mí mismo… y me encontré con el “I thirst” que había cambiado la vida de Madre Teresa. Esas palabras de Jesús en la cruz, “Tengo sed” (Jn 19, 28), me intrigaron e impulsaron a descubrir más sobre este misterio de amor.

-¿Las conociste en “su casa madre”?

-Sí, en 2006 viajé a Calcuta para trabajar con las Misioneras de la Caridad en Mother house y a rezar en la tumba de Madre Teresa. Fue allí, en la India, donde nacieron mis deseos de saciar la sed de Jesús con “amor en acción”, a ejemplo de Madre Teresa. Desde ese momento, he trabajado con las Misioneras de la Caridad en numerosos países de todo el mundo. Mi amor a Madre Teresa ha ido creciendo cada día, y ella me ha llevado a profundizar en el “Tengo sed”.

-¿Por qué otro libro sobre la Madre Teresa?

-Numerosos autores han investigado y publicado monografías sobre la figura de la Madre Teresa y la familia de las Misioneras de la Caridad, destacando la influencia del “Tengo sed” en su carisma y en su trabajo con los más pobres de los pobres.

»Todos estos ensayos espirituales, especialmente los publicados por Brian Kolodiejchuk M.C. y Joseph Langford M.C., han ayudado enormemente a alimentar la espiritualidad de numerosos laicos y consagrados a lo largo de todo el mundo. Debemos agradecer de manera especial el esfuerzo del padre Kolodiejchuk, quien, con motivo de la beatificación de Madre Teresa, publicó las cartas privadas de la santa en Ven, sé mi luz.

-Su impacto fue enorme…

-Y nos sirven para conocer los pensamientos más íntimos de Madre Teresa. En estas cartas, la santa abre su alma a unas pocas personas, descubriendo algunos de los secretos de su intimidad con Dios y, gracias a ello, encontramos algunas revelaciones muy importantes para su comprensión del “Tengo sed”.

-Y luego se ha seguido investigando…

-Realmente, es considerable el esfuerzo de tantos estudiosos que, desde múltiples puntos de vista, han procurado dar a conocer la figura de Madre Teresa de Calcuta a personas de todo el mundo, sin distinción de raza o religión.

»Como se muestra en la bibliografía del libro, la divulgación de trabajos sobre Madre Teresa y su trabajo con los pobres son innumerables: biografías, libros de oración, monografías, tesis doctorales, presentaciones fotográficas, documentales, películas… Todos esos trabajos ayudan a comunicar la impresionante vida de esta santa y su influencia.

-¿Qué es lo que más destacan de ella todos esos trabajos?

-Al contemplar la variedad de autores, cristianos y no cristianos, que han escrito sobre ella, nos damos cuenta de que la persona de Madre Teresa es capaz de traspasar todas las fronteras ideológicas y culturales para dar a conocer el amor apasionado de Dios por los hombres que se revela de manera especial en el “Tengo sed” de Jesús crucificado.

»Todo lo que se ha publicado es provechoso para dar a conocer a esta santa y para tratar de comprender cómo entendía ella la sed de Dios. Por eso, mi intención es ser “una gota más en medio del océano” que pueda ayudar a conocer a Madre Teresa y profundizar en su comprensión del “Tengo sed”.

-¿Recomendarías alguna obra en particular?

-En la actualidad, contamos con numerosas biografías y libros de experiencias de Madre Teresa, que ofrecen un amplio contenido para conocer con profundidad su vida y adentrarnos en su espiritualidad. Algunas biografías narran la vida de Madre Teresa desde su nacimiento, incluyendo su educación familiar, hasta su beatificación en 2003.

»Entre ellas destacan algunas como Something Beautiful for God de Malcolm Muggeridge (1971), Such a Vision of the Street de Eileen Egan (1985) y Mother Teresa. An Authorized Biography de Katherine Spink (1997). Otros libros se pueden incluir en esta enumeración que señalo en la bibliografía.

-¿Qué aporta tu libro?

-¿Para qué realizar un estudio sobre el “Tengo sed” en Madre Teresa cuando se han publicado numerosos libros sobre este tema? A pesar de contar con estos trabajos, considero que es de enorme interés teológico seguir profundizando por distintos caminos en el conocimiento de la vida de Madre Teresa y su transformación a partir de su encuentro con el “Tengo sed”.

»La sed de Jesús es un tema de una gran profundidad bíblico-teológica que merece la pena ser estudiado continuamente para descubrir los secretos de Dios. La Madre Teresa es una ventana para descubrir el amor de Dios manifestado en la sed de Jesús. Como escribió el padre Langford, “el mensaje del tengo sed de Madre Teresa nos transporta a las profundidades de la Trinidad”. Me gustaría que este estudio sea el punto de partida de posteriores estudios. De hecho, estoy preparando un análisis exegético de la sed de Dios en la Sagrada Escritura.

-¿Cómo sintetizarías tu obra?

-En este libro, encontramos no una biografía de la santa, sino un itinerario biográfico leído desde ese “Tengo sed”. Con este planteamiento he querido ofrecer una novedad sobre lo que se ha escrito hasta ahora sobre Madre Teresa. Sin duda, el lector descubrirá mucho más de lo que estábamos acostumbrados a ver de la Madre o de lo que nos transmitían los medios de comunicación.

»En ellos la Madre se hizo presente especialmente a partir de la concesión del Premio Nobel de la Paz o del Discurso que dirigió a la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York. Una de las novedades más concretas puede ser la que se recoge en páginas del libro: me aventuro a lanzar una hipótesis sobre la influencia de la lectura de los textos de Santa Teresa del Niño Jesús en la manera en que Madre Teresa entendió el “Tengo sed».

-¿Como se estructura el libro?

-La obra se estructura en dos partes. En la primera parte, se ofrece una biografía sintética de Madre Teresa, a la luz del “Tengo sed”, y la he presentado en dos capítulos que vienen divididos por el evento que marcó un antes y un después su vida: el encuentro con la sed de Jesús el 10 de septiembre de 1946. En la segunda parte, realizaremos un intento de analizar sistemáticamente el significado del “Tengo sed” para Madre Teresa. Intentaremos adentrarnos en el significado más profundo de la sed de Jesús a través de la comprensión que tenía de ella Madre Teresa. Partiendo de su encuentro con el “Tengo sed”, profundizamos en el misterio del amor de Dios, para estudiar sus consecuencias en la vida de acción del cristiano, y señalamos la meta de esta sed en la unión con Dios, proponiendo a Nuestra Señora como modelo.

-¿De qué fuentes te has servido?

-Para abordar la realización de este libro he acudido a las fuentes, es decir, a las cartas, instrucciones, discursos e intervenciones que Madre Teresa escribió, dictó o pronunció a lo largo de su vida. Muchos de esos documentos los encontramos en varios libros fundamentales, entre los que destacamos Ven, sé mi luz de Brian Kolodiejchuk y El fuego secreto de la Madre Teresa de Joseph Langford.

»Además, considero de gran utilidad toda la información que ofrece el Mother Teresa Center en su página web oficial. Todo ello nos ofrece un rico depósito desde el que analizar la sed de Dios en las palabras de Madre Teresa. Además, he realizado un análisis cronológico de todo aquello que escribió o pronunció Madre Teresa sobre el “Tengo sed”, para así poder establecer el proceso interior que experimentó a la hora de conocer la sed de Dios.

-Creo que el libro va a la esencia de la vida y espiritualidad de la Madre Teresa. ¿Puedes explicar, o quizá mejor barruntar, el “Tengo sed” que ella escuchó?

-En este libro he intentado ir a la esencia de la vida espiritual de Madre Teresa: la sed de Jesús y su misión de saciar su sed. Creo que, para Madre Teresa, el “Tengo sed” es un misterio grande que nos introduce en las profundidades de la Trinidad. Me he detenido a considerar este misterio de la sed divina, resaltando la primacía del amor de Dios, analizando algunas expresiones generalmente utilizadas por ella: el anhelo infinito de amor y de almas, el amor tierno y misericordioso de Dios, el anhelo de Dios de amar y ser amado, etc. Todas ellas me han permitido descubrir la sed de Jesús como una manifestación del amor apasionado de Dios por los hombres. Además, he visto cómo la revelación de este misterio de la sed divina conduce al descubrimiento de la propia sed humana de Dios.

-¿Cómo?

-He comprobado que el encuentro con el “Tengo sed” inflama el alma del cristiano en grandes deseos de saciar su sed con amor en acción, como le sucedió a Madre Teresa. Ella se convirtió en una portadora del amor de Dios para saciar a su Esposo crucificado, que sigue sufriendo en la persona del pobre y del necesitado. Ella descubrió la presencia escondida de Jesús en el angustioso disfraz del pobre, porque Jesús dijo: “Lo que hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí me lo hicisteis” (Mt 25,40).

-¿Qué puede decir el “Tengo sed” de Cristo, no solo a la Madre Teresa, sino a todo cristiano?

-Creo que el tema de la sed de Dios está de moda en el mundo eclesial actual. Son varias las congregaciones religiosas en las que el “Tengo sed” está en el centro de su carisma. Muchas personas se ven intrigadas por estas palabras de Jesús en la cruz. Especialmente significativo es cómo aparece en el Catecismo de la Iglesia Católica, en el número 27, sobre el deseo de Dios.

»Actualmente nos damos cuenta de que todos tenemos una sed infinita de felicidad que sólo el amor infinito de Dios es capaz de saciar. Por eso, me parece que la sed de Jesús en la cruz nos revela dos cosas esenciales para todos nosotros: una, el amor incondicional y apasionado de Dios por nosotros; y dos, nos revela algo sobre nuestra propia sed de felicidad que sólo puede saciar el amor sediento de Dios.

»Quizás este libro nos permita subrayar de nuevo la importancia de la sed de Jesús en la vida de Madre Teresa, y profundizar en nuestro conocimiento del “Tengo sed”, para dejarnos transformar por el amor de Dios. Nuestro propósito ha sido recordar al mundo la increíble vida de esta santa, destacando su profunda comprensión de la sed de Jesús, que la encendió en un fuego de amor, capaz de iluminar las tinieblas de los pobres del mundo.

-¿Te parece que hay un aspecto importante, de teología viva y personalista en los santos, para la nueva evangelización, que quizá no alcanzan otros planteamientos?

-Verdaderamente, los santos son los que han hecho realidad en sus vidas el mensaje del Evangelio. Ellos son los que han llevado a cabo una “teología vivida”, plasmada en su vida de amor a Dios y de servicio a los demás. Muchas veces, la teología se puede presentar como algo abstracto, que no toca la vida de la gente. Por eso, el ejemplo de la vida de los santos, en este caso de Madre Teresa, puede ser una gran ayuda para ver cómo la verdad revelada está llamada a interiorizarse en nuestra vida, para transformarnos en verdaderos hijos de Dios, que viven felices y para amar.

»Como le sucedió a San Ignacio o a Santa Teresa Benedicta de la Cruz [Edith Stein], la lectura de la vida de los santos puede ser el mejor camino para descubrir modelos en los que fijarnos para alcanzar una vida lograda y llena de sentido. A algunas personas, los libros de teología y espiritualidad, que son tan aconsejables, pueden resultarles difíciles de entender; pero la historia de personas que inspiran siempre provocan un movimiento interior en el lector.

»Por eso, ofrecer una biografía espiritual de Madre Teresa puede servir para que muchas personas descubran el amor sediento de Dios en Jesucristo, y ser un verdadero apoyo para la nueva evangelización.

Pincha aquí para adquirir ahora Madre Teresa. El misterio de la sed de Jesús, de Ignacio Amorós.

(16)

TU DONACIÓN HACE POSIBLE EL SOSTENIMIENTO DE MATER MUNDI
Etiquetas:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies