1. Home
  2. EVANGELIO
  3. Miércoles 13º del Tiempo Ordinario.- 1-07-2020

Miércoles 13º del Tiempo Ordinario.- 1-07-2020

48
0

“¿Qué tenemos que ver nosotros contigo, Hijo de Dios? ¿Has venido a atormentarnos antes de tiempo?”

Evangelio según S. Mateo 8, 28-34

Llegó Jesús a la otra orilla, a la región de los gerasenos. Desde los sepulcros, dos endemoniados salieron a su encuentro; eran tan furiosos que nadie se atrevía a transitar por aquel camino. Y le dijeron a gritos: «¿Qué tenemos que ver nosotros contigo, Hijo de Dios? ¿Has venido aquí a atormentarnos antes de tiempo?». A cierta distancia, una gran piara de cerdos estaba paciendo. Los demonios le rogaron: «Si nos echas, mándanos a la piara». Jesús les dijo: «Id». Salieron y se metieron en los cerdos. Y la piara entera se abalanzó acantilado abajo y murieron en las aguas. Los porquerizos huyeron al pueblo y lo contaron todo, incluyendo lo de los endemoniados. Entonces el pueblo entero salió a donde estaba Jesús y, al verlo, le rogaron que se marchara de su país.

 

Meditación sobre el Evangelio

Se hace patente y clamoroso el poder de Satanás en el mundo; misterioso poder que sojuzga a las almas más que a los cuerpos, manipula a la humanidad y la trae eczematosa, purulenta, rotos los nervios y la paz; apesadumbrada, inicua, frenética. Cristo viene a caducar su imperio tiránico, a comenzar su represión. Apercibiéndose los demonios vociferan su indignación; malignos increíblemente, desean continuar infiriendo mal a los hombres, despotizándolos.
Están desparramados por el orbe; ejercen según los sitios y personas más o menos intensa su acción. Se encuentran a gusto en la tierra; no con gusto de felicidad, sino con el agrio del que empeñada su voluntad en el mal, se le queda con ácido y acíbar. Por eso se resiste a emigrar del poseso, porque eso les priva de su operación favorita y los lanza al abismo, inactivos.

Se agarran como pueden a permanecer en la región y para ello demandan un trueque de morada; de endemoniar al cuerpo de los dos hombres, a endemoniar las piaras.Accede Jesús. Accediendo los destruye; pues si ellos trataron de perturbar la región desde los cerdos, Jesús obtuvo que reaccionaran los animales con tal enloquecimiento que se quedaron los demonios burlados y caídos al abismo.

Le fallaron los hombres a Jesús. Solamente sacaron del suceso, temor; un temor supersticioso, embrujado, que les hizo respetar a Jesús y desear alejarlo.

(48)

TU DONACIÓN HACE POSIBLE EL SOSTENIMIENTO DE MATER MUNDI
Etiquetas:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies