Home EVANGELIO Miércoles 13º Tiempo Ordinario 05-07-2017

Miércoles 13º Tiempo Ordinario 05-07-2017

51
0

“¿Qué tenemos que ver nosotros contigo, Hijo de Dios? ¿Has venido a atormentarnos antes de tiempo?”

Evangelio según S. San Mateo 8, 28-34

Llegó Jesús a la otra orilla, a la región de los gadarenos. Desde los sepulcros, dos endemoniados salieron a su encuentro; eran tan furiosos que nadie se atrevía a transitar por aquel camino. Y le dijeron a gritos: “¿Qué tenemos que ver nosotros contigo, Hijo de Dios? ¿Has venido a atormentarnos antes de tiempo?”. A cierta distancia, una gran piara de cerdos estaba paciendo. Los demonios le rogaron: “Si nos echas, mándanos a la piara”. Jesús les dijo: “Id”. Salieron y se metieron en los cerdos. Y la piara entera se abalanzó acantilado abajo y murieron en las aguas. Los porquerizos huyeron al pueblo y lo contaron todo, incluyendo lo de los endemoniados. Entonces el pueblo entero salió a donde estaba Jesús y, al verlo, le rogaron que se marchara de su país

 

Meditación sobre el Evangelio

Se hace patente y clamoroso el poder de Satanás en el mundo; misterioso poder que sojuzga a las almas más que a los cuerpos, manipula a la humanidad y la trae eczematosa, purulenta, rotos los nervios y la paz; apesadumbrada, inicua, frenética.
Cristo viene a caducar su imperio tiránico, a comenzar su represión. Apercibiéndose los demonios vociferan su indignación; malignos increíblemente, desean continuar infiriendo mal a los hombres, despotizándolos.

Están desparramados por el orbe; ejercen según los sitios y personas más o menos intensa su acción. Se encuentran a gusto en la tierra; no con gusto de felicidad, sino con el agrio del que empeñada su voluntad en el mal, se le queda con ácido y acíbar. Por eso se resiste a emigrar del poseso, porque eso les priva de su operación favorita y los lanza al abismo, inactivos.Se agarran como pueden a permanecer en la región y para ello demandan un trueque de morada; de endemoniar al cuerpo de los dos hombres, a endemoniar las piaras.

Accede Jesús. Accediendo los destruye; pues si ellos trataron de perturbar la región desde los cerdos, Jesús obtuvo que reaccionaran los animales con tal enloquecimiento que se quedaron los demonios burlados y caídos al abismo.

Le fallaron los hombres a Jesús. Solamente sacaron del suceso, temor; un temor supersticioso, embrujado, que les hizo respetar a Jesús y desear alejarlo.

(51)

REALIZA UNA DONACIÓN

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies