1. Home
  2. ACTUALIDAD
  3. El Papa pide a médicos católicos poner en práctica principios del Evangelio

El Papa pide a médicos católicos poner en práctica principios del Evangelio

El Papa pide a médicos católicos poner en práctica principios del Evangelio
49
0

(ACI) El Papa Francisco recibió este lunes a un grupo de médicos de la Federación Internacional de Asociaciones de Médicos Católicos y les recordó la necesidad de cuidar su formación “espiritual, moral y bioética” y practicar “los principios evangélicos” en su profesión.

En su discurso este 28 de mayo, el Pontífice recordó que la calificación de “médicos católicos” los “compromete a una formación permanente espiritual, moral y bioética con el fin de poner en práctica los principios evangélicos en la práctica médica, a partir de la relación médico-paciente hasta llegar a la actividad misionera de mejorar las condiciones de la salud de las poblaciones en las periferias del mundo”.

Vuestra obra es una forma peculiar de solidaridad humana y testimonio cristiano –subrayó–; de hecho, vuestro trabajo se enriquece con el espíritu de la fe. Y es importante que vuestras asociaciones se comprometan a sensibilizar sobre esos principios a los estudiantes de medicina y a los médicos jóvenes involucrándolos en las actividades asociativas”.

No obstante, les animó a colaborar con aquellos que, a pesar de no compartir una visión católica, reconocen el valor de la vida humana.

“La identidad católica no compromete vuestra colaboración con aquellos que, desde una perspectiva religiosa diferente o sin un credo específico, reconocen la dignidad y la excelencia de la persona humana como el criterio de su actividad”, explicó.

En este sentido, hizo hincapié en la defensa que la Iglesia hace de la vida: “La Iglesia está a favor de la vida, y su preocupación es que nada esté en contra de la vida en la realidad de una existencia concreta, aunque sea débil o indefensa, aunque no esté desarrollada o sea poco avanzada”.

“Ser médicos católicos, por lo tanto, es sentirse profesionales de la salud que, de la fe y de la comunión con la Iglesia reciben el impulso para hacer cada vez más madura su formación cristiana y profesional, su dedicación incansable, e inagotable la necesidad de penetrar y conocer las leyes de naturaleza para servir mejor a la vida”.

Además, les exhortó a poner a la persona en el centro de su trabajo como médicos

“Estáis llamados a afirmar la centralidad del enfermo como persona y de su dignidad con sus derechos inalienables, in primis el derecho a la vida”, dijo.

Es necesario -añadió el Santo Padre- “enfrentarse a la tendencia de envilecer al enfermo como si fuera una máquina que reparar, sin respetar los principios morales, y de explotar a los más débiles descartando lo que no corresponde a la ideología de la eficiencia y el beneficio. La defensa de la dimensión personal del paciente es esencial para la humanización de la medicina, en el sentido también de la ‘ecología humana’”.

El Santo Padre insistió: “Preocupaos por comprometeros en los respectivos países y en el ámbito internacional, interviniendo en los entornos especializados, pero también en los debates relativos a las legislaciones sobre cuestiones éticas delicadas, como la interrupción del embarazo, el final de la vida y la medicina genética”.

“Que tampoco falte vuestra solicitud en defensa de la libertad de conciencia, de los médicos y de todos los trabajadores de la salud. No es aceptable que vuestra función se reduzca a la de un simple ejecutor de la voluntad del enfermo o a las exigencias del sistema sanitario en el que trabajáis”.

El Papa finalizó su discurso recordando a los médicos el “eco social” del ejercicio de su profesión.

“Muchos os miran, así como a vuestra obra. Vuestras palabras, vuestros gestos, vuestros consejos, vuestras elecciones tienen un eco que va más allá del campo estrictamente profesional y se convierten, si son coherentes, en un testimonio de fe vivida. La profesión se eleva a la dignidad de un verdadero apostolado”, concluyó.

(49)

TU DONACIÓN HACE POSIBLE EL SOSTENIMIENTO DE MATER MUNDI

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies