1. Home
  2. TESTIMONIOS
  3. Quería desenmascarar a Dios y su plan falló. Ahora lo ve a diario en cuidados paliativos.

Quería desenmascarar a Dios y su plan falló. Ahora lo ve a diario en cuidados paliativos.

405
0

Alonso García de la Puente es psicólogo, director del Dpto. Psicosocial del Hospital Centro de Cuidados Laguna (Fundación Vianorte-Laguna). Su impresionante testimonio de búsqueda, su conversión, su evolución y sus reflexiones generosamente compartidas por él aquí… son para ti.

Más de la mitad de su vida fue un ateo radical y militante activo, empeñado en desenmascarar a Dios con argumentos científicos o racionales. «A mi madre le decía -y sabía que eso para ella era doloroso-: algún día descubrirás que Dios son los padres». El antiguo Alonso estaba convencido de que eso de Dios era un infantilismo, una manera de someterse, resignarse o de justificar lo inexplicable. Incluso sentía rabia hacia los creyentes y se sentía agredido. «Los consideraba como invasores de mi integridad moral«, recuerda. «Era como que esa gente venía a decirme que yo era mala persona», aunque también admite que nadie realmente le decía nada de eso.

El antiguo Alonso «era un gran buscador de cosas». Llenaba su vida de actividad: fiestas, deporte, trabajo, caprichos, viajes… «Pero todo era superficial», no había ningún fondo ni estructura, «así que nada me llenaba del todo».

Ars moriendi o la deshumanización

Cuando estudiaba en la universidad cayó en sus manos ‘Ars Moriendi’, un poema de Manuel Machado. «Hablaba del buen morir». Le llamó la atención y empezó a investigar. Le sirvió para tomar conciencia, y consciencia, de la deshumanización que está devorando a nuestra sociedad. Terminó la carrera y trabajó un tiempo en Recursos Humanos. Aquello tampoco respondía a su búsqueda y seguían latentes las palabras de aquel poema.

«Si uno quiere brillar, tiene que escuchar para descubrir su pasión, cuál es su camino». Y Alonso lo encontró. Dio un giro y decidió especializarse en Psicooncología y Cuidados Paliativos. «La vocación Dios también la tiene pensada para cada uno, pero hay que prestar atención«.

El auténtico significado de la palabra compasión

Dios se toma su tiempo para pensarnos a cada uno de nosotros. Alonso lo tiene claro. «Cuando me pensó y ya vio que me había puesto suficientes defectos -se ríe- seguro que dijo: ahora le voy a dar la virtud de la compasión«. Y aquí se detiene en una invitación a buscar la raíz etimológica de la palabra compasión, la de compartir con pasión el sufrimiento del otro, la de acompañar y cuidar, no la que se nos vende barato y vaciada de sentido. Pues esa, sumada a un amplia sonrisa y una mirada que rebosa luz y empatía, son las herramientas que ahora explota a diario para devolverle a Dios el 1.000 por 1.000, y que cuando se encuentren, las cuentas salgan bien.

La eutanasia, el mercadeo con la vida en nombre de una falsa libertad

En este vídeo puedes conocer con detalle qué sucedió después en la vida de Alonso y cómo él mismo se dio cuenta de que Dios había estado siempre, siempre, en su vida. Cómo entró a trabajar en el Hospital Centro de Cuidados Laguna y cómo empezó a encontrarse con el amor de Dios. «Descubrí que la gente con fe muere mejor, y que allí alguien a quien no se veía se paseaba y cambiaba los corazones de la gente«.

Incluso así, no fue precisamente en el hospital donde se acabó por desbaratar del todo el plan de Alonso para desenmascarar a ese Dios del que hablan los cristianos. Y eso que él había puesto toda su capacidad de raciocino a disposición de Dios y reclamaba una evidencia científica. Pues bien, «no conviene lanzarle órdagos -aconseja García de la Puente- porque esos desafíos no quedan sin respuesta». Y solo hay que ir al básico «pedid y se os dará».

Sabrás también en este vídeo por qué Alonso habla de la eutanasia como «un mercadeo con la vida» en nombre de una falsa libertad.

Y te contará cómo su yoga, su mindfulness o sus fuentes de energía consisten en algo tan sencillo, y trascendente a la vez, como preparar el corazón, arrodillarse ante el Señor y entregarse a la oración en recogimiento pleno. «Es el mejor ejercicio y alimento para cada día».

El valor de la vida que se nos da y se nos quita

No es difícil imaginar las situaciones y el grado de dificultad que se puedan vivir en un centro especializado en cuidados paliativos. «Cuando soy solo Alonso psicólogo y me olvido de que Él está ahí, siempre presente de una u otra forma, en un enfermo o en una cruz, no va todo bien». En cuanto se acuerda de mirarLe, la cosa mejora. «Y si no encuentro salida, siempre recurro a la Virgen -apunta también-. Ella sabe resolver, nos entiende bien porque ya ha pasado por donde nosotros estamos».

Alonso es reciente padre primerizo. «Tener una hija ha supuesto un chute de vida». Reconoce que le venía bien sentir «el contacto con la vida que se nos da, porque estoy demasiado en contacto con la vida que termina». Para él, otro signo de Dios: «sé que es un regalo y me ha encomendado cuidarla lo mejor posible».

Me recuerda que «todo lo que Él me dé, lo cogeré con los brazos abiertos y lo que Él me quite, también se lo voy a entregar, porque sé que algún día nos vamos a encontrar. Y entonces todo estará completo».

 

Ayúdanos a seguir evangelizando

Tu aportación es esencial para que la familia de Mater Mundi TV pueda seguir creciendo

Síguenos en: Facebook | Twitter | Telegram | WhatsApp

©Mater Mundi TV

(405)

DONA AHORA