1. Home
  2. OpiniónAdvocaciones Marianas
  3. El Papa en el día de la Virgen de Guadalupe: «El Señor está cerca. ¿Qué debemos hacer?»

El Papa en el día de la Virgen de Guadalupe: «El Señor está cerca. ¿Qué debemos hacer?»

147
0
Compártelo en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

En su intervención ante los fieles congregados en la plaza de San Pedro en el tercer domingo de Adviento y día de la Virgen de Guadalupe, el Papa Francisco reflexionó sobre el Evangelio de la Liturgia, en la que la multitud, los publicanos y los soldados se conmueven con la predicación de Juan Bautista y le preguntan: «¿Qué debemos hacer? (Lc 3,10).

«Debe ser -apuntó el santo Padre- el entusiasmo por la venida del Señor, no una obligación, lo que nos haga preguntarnos ¿qué debemos hacer? En estas fechas es posible que esperemos la visita de algún ser querido». Seguramente «lo esperamos con alegría, incluso con impaciencia», y lo preparamos todo para recibirlo lo mejor posible: la casa, la comida, incluso quizás un regalo. «En definitiva, nos pondremos manos a la obra». «Así es con el Señor, la alegría de su venida nos hace decir: ¿qué debemos hacer? Pero Dios eleva esta cuestión a un nivel superior: ¿Qué hacer con mi vida? ¿A qué estoy llamado? ¿Qué es lo que me llena?, nos pregunta el Papa.

Al plantearnos esta pregunta, el Evangelio nos recuerda que la vida «es un regalo que el Señor nos da, diciéndonos: ¡descubre quién eres, y trabaja para realizar el sueño que es tu vida! Cada uno de nosotros -no lo olvidemos- es una misión a cumplir. Así que no tengamos miedo de preguntar al Señor: ¿qué debo hacer?».  Y preguntémonos también, ¿qué es bueno hacer para mí y para los hermanos? ¿Cómo puedo contribuir al bien de la Iglesia, al bien de la sociedad? Para eso es el tiempo de Adviento: para detenernos y preguntarnos cómo preparar la Navidad.

Después del rezo del Ángelus dominical, el Papa ofreció sus oraciones por la paz en Ucrania y por las víctimas del tornado que ha golpeado a Kentucky y otras partes de los Estados Unidos de América. Saludó a todas las comunidades que celebraban a la Virgen de Guadalupe y en especial a los muchos congregados en la Plaza de San Pedro para rezar el Rosario y consagrarse a la Guadalupana.

«¡Los felicito! Felicito a ustedes que con este gesto se han unido a quienes desde Alaska hasta la Patagonia festejan a Santa María de Guadalupe, Madre del verdadero Dios por quien se vive cada 12 de diciembre.

La Virgen de Guadalupe y San Juan Diego nos enseñan siempre a caminar juntos desde las periferias hasta el centro en comunión con los sucesores de los apóstoles, que son los obispos para así, ser Buena Noticia para todos. Esta experiencia debe repetirse, una y otra vez. De este modo, Dios que es comunión animará a la conversión y a la renovación de la Iglesia y de la sociedad, que tanto necesitamos en las Américas y también necesitamos en el mundo. Me alegra que con actos de fe y de testimonio público, como el que ustedes han realizado hoy, comencemos a preparar el Jubileo Guadalupano del 2031 y el Jubileo de la Redención del 2033.

¡Tenemos que mirar adelante siempre! Todos juntos ¡viva la Virgen de Guadalupe!».

[Fuente: Vatican Media]

(147)

DONA AHORA