1. Home
  2. VIDEOSMater Mundi TV
  3. Vivir la enfermedad desde la fe: “Pensaba que si me moría, que fuera dentro de una Iglesia”

Vivir la enfermedad desde la fe: “Pensaba que si me moría, que fuera dentro de una Iglesia”

393
0
Compártelo en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

A pesar de su juventud Sara ha tenido que hacer frente a muchas dificultades en su vida que pasa por su propia salud y la de sus seres queridos. Pero su fortaleza nunca la han hecho rendirse a pesar de que muchas veces ha querido tirar la toalla siempre había una luz que la llevaba al Señor y con ello a una paz que de otra manera no hubiera sido posible para ella. Con sus 30 años experimentó grandes dificultades con su salud. Los médicos no sabían lo que tenía y le dijeron que el sangrado que tenía era por los nervios.

Con posterioridad la acabaron por diagnosticar la enfermedad del Crohn. “Yo iba con mi tensiómetro, hablaba con los sacerdotes. Recuerdo perfectamente que uno de los días me acerqué a un confesionario y le dije al sacerdote que me mandara una novena”, cuenta Sara. Sara necesitaba de esa oración para encontrar el camino, no pedía nada más. Luego por a tarde cuando volvía a casa se iba al Cristo de la Salud, a Jesús de Medinaceli, a San Judas Tadeo.

Hacía todo el recorrido hasta que llegó un momento que pensó si podía ocurrir un milagro con su estado de salud, ella estaría siempre agradecida. “Una de las primeras veces que llegué a la primera iglesia pensé que igual el Señor me estaba castigando por no haber acudido desde hacía tanto tiempo a visitarle”, comenta Sara. Entró directamente y a Sara el Señor le dijo que estaba perdonada que no se pusiera nerviosa que había sido perdonada.

Sara recordaba que todo ese tiempo atrás ella acudía a la Iglesia porque pensaba que si le pasaba algo de salud mejor que le pasara en la Iglesia que era donde ella se sentía segura. “Ya en este momento empecé a conocer al Señor tal y como lo conozco ahora porque antes era por rutina” recuerda.

¡No te pierdas el testimonio completo, te emocionará!

Síguenos en: Facebook

Twitter

(393)

DONA AHORA