Home TESTIMONIOS Joven modelo católica con síndrome de Down promueve la inclusión desde la fe

Joven modelo católica con síndrome de Down promueve la inclusión desde la fe

Joven modelo católica con síndrome de Down promueve la inclusión desde la fe
176
0

(ACI) Grace Strobel es una joven modelo católica que a sus 23 años es una ferviente defensora de la inclusión de las personas con discapacidad y que ha demostrado que todo es posible gracias a la fe.

Conocida por llevar una vida alegre y de servicio a la Iglesia como monaguilla y voluntaria en la escuela parroquial, Grace ha demostrado que su futuro fue y es prometedor, contrariamente a lo que dijeron los expertos a sus padres cuando nació.

“Después de que ella nació, la sala de partos era bastante silenciosa, muy fría y silenciosa”, recordó Linda Strobel, la madre de Grace, de 56 años, en declaraciones a National Catholic Register (NCR). “Hubo susurros en la esquina. Luego, dijeron que por su bajo tono muscular al nacer y otras características pensaban que tenía síndrome de Down”, añadió.

El síndrome de Down es un trastorno genético causado por un cromosoma adicional en el ADN, y es considerado una condición permanente asociada con problemas intelectuales y de desarrollo, así como con características faciales distintivas.

“Básicamente dijo que probablemente ella nunca leerá o escribirá; que la mayoría de los niños con Down tienen sobrepeso; que no podrá atarse los zapatos”, narró Linda, refiriéndose a las palabras de una genetista que se reunió con ella y su esposo pocas horas después del nacimiento de su hija.

“No había un rayo de esperanza. Nuestro mundo se vino abajo. Lo único positivo fue: ‘Son niños felices’. Todo lo demás era: ‘Ella no hará esto; ella no hará eso’”, confesó Linda y dijo que además le sugirieron darla en adopción.

“Si no puede manejar esto, puede darla en adopción. No hay vergüenza. Todavía hay instituciones”, fue el consejo que recibió la madre de Grace. “Incluso antes de que la abracemos, nos dijeron todas estas cosas pesimistas”, añadió Jeff Strobel, padre de Grace, de 57 años.

Sus padres dijeron a NCR que elevaron sus expectativas por encima de lo que les decían los expertos y que trabajaron muy duro como familia para alcanzarlas. “No queríamos ver a Grace como una acumulación de cosas que están mal con ella. Queríamos ver cómo podría desarrollarse en cada aspecto de su vida”, dijo Linda. “Queríamos que Grace tenga una vida tan completa como sea posible”, afirmó Jeff.

Linda dijo que “no hubo expectativas diferentes para ella”, al igual que para su hijo menor Laney. Explicó que siempre estuvieron muy enfocados en que su hija desarrollara todo su potencial, ya sea a nivel del lenguaje, académico, nutrición, ejercicio, vida social, etc.

Los esfuerzos de toda la familia pronto fueron recompensados, pues Grace comenzó a leer palabras a primera vista a los 3 años; a los 5 ya había logrado memorizar mil palabras con solo verlas y ya podía leer como un estudiante de segundo grado, dijo Linda.

Grace fue educada en la escuela pública y en el hogar a la vez. Asimismo, de niña tomó clases de gimnasia y formó parte del equipo local de natación de YMCA, la Asociación Cristiana de Jóvenes.

Al respecto, Linda comentó que “ella no era la nadadora más rápida, pero era parte del equipo” y que “nadó e hizo ejercicio durante toda la hora que hicieron los otros niños” sin detenerse. Sus padres eran conscientes de que todos tendrían que trabajar duro, no solo Grace, y que debían realizar ejercicios y lecciones adicionales.

Cuando llegó a la adolescencia, Grace comenzó a recibir preparación para servir a Dios como monaguilla en la parroquia a la que asistía, San Alban Roe, ubicada en los suburbios de San Luis, donde viven. Su madre aseguró que Grace ama ese ministerio y por ello, sigue participando.

Para Linda, su hija “brilló” y explicó que la autoconfianza de Grace simplemente estalló cuando en su servicio en el altar pudo demostrar que era capaz, responsable y que conocía su trabajo.

El P. Freddy Deveraj afirmó que aprecia la contribución de Grace como acólita. “Estoy muy impresionado con ella”, dijo el sacerdote a NCR y señaló que es una alegría contar con la joven y que la comunidad la ama.

Además, durante los últimos dos años Grace se ha ofrecido como voluntaria en el Colegio San Alban Roe, donde cumple una variedad de tareas como leer a los niños de preescolar y jardín; entregar artículos entre la oficina y las aulas; hornear y envolver galletas de azúcar para el almuerzo y llenar tazas de condimentos en el comedor.

“Ella es una súper estrella. Ella irradia el sol y la gracia de Dios. Nosotros decimos en el colegio que cada niño es un regalo y ella realmente lo es. Ella trabaja muy duro. Está contribuyendo con nuestro colegio y nosotros la amamos”, dijo la directora del colegio donde Grace es voluntaria.

A pesar de recibir el amor de muchas personas, Grace también ha experimentado el dolor de ser el centro de las peores burlas debido a su discapacidad; sin embargo, gracias al apoyo de sus padres, ese fue un impulso para una gran iniciativa.

Linda narró hace unos años, cuando Grace era voluntaria en otro colegio, se sintió devastada por las burlas de unos niños. Para superar ese dolor, Linda y Grace investigaron el síndrome de Down y desarrollaron una presentación para escolares llamada #The GraceEffect para crear conciencia sobre el tema. Es así que desde el 2017, Grace ha expuesto su iniciativa a unos tres mil escolares.

“Básicamente, ella quiere enseñarles a los niños sobre el síndrome de Down y sobre las luchas” que hay de por medio, dijo Linda. Asimismo, “quiere que entiendan que ella es como todos los demás, que tiene sentimientos y se lastima y que tiene que trabajar duro para hacer lo que todos los demás hacen”, añadió la madre.

“Si explicas las cosas que ella tiene que lidiar diariamente, tanto física como emocionalmente, y lo demuestras a los estudiantes, ya no da miedo”, dijo la madre de Grace, y explicó que “las personas tienen miedo de lo que no entienden”. En ese sentido, dijo que el poder ayudarles a comprender sobre el tema hará que vean a “las personas con discapacidad de una manera diferente, no por lástima, sino por respeto”.

“Queremos que las personas con discapacidad sean respetadas y valoradas como parte de nuestra sociedad”, afirmó Linda. “No importa quién seas, todos queremos las mismas cosas: ser valorados, respetados y sentirnos bien con nosotros mismos”, dijo Grace a NCR.

Mientras investigaba los logros de las personas con síndrome de Down, Grace conoció a una modelo australiana y le preguntó a su madre si también podía dedicarse al modelaje. Fue así que Linda contrató a un fotógrafo y publicó las fotos en redes sociales.

Grace también ha aparecido en desfiles de moda locales, en artículos de revistas y periódicos, y en la televisión local y nacional, incluido el programa estadounidense The Today Show. También tienen un sitio web llamado “GraceStrobel.com”.

Asimismo, la joven modelo es representada por la agencia de talentos Gamut Management, que está enfocada en cambiar la forma en que las personas con discapacidad son representadas en la cultura pop.

Gamut Mindy Scheier, directora ejecutiva de la agencia de talentos, señaló a NCR que “Grace tiene la capacidad de cambiar la percepción de las personas con discapacidad ante la opinión pública” y que el objetivo de su agencia es expandir su carrera en el modelaje, la actuación y como influencer.

“En primer lugar, ella es una mujer, una persona que tiene una plataforma donde puede contar su historia sin pedir disculpas. Ella tiene impulso, ambición y visión… su discapacidad no la define”, dijo Scheier.

“Mis padres creyeron en mí, trabajaron conmigo y me dieron la oportunidad de tener éxito siempre. Siempre he trabajado duro. Quiero hacer cosas como todos los demás y tener una oportunidad, y estoy decidida. Y Dios está conmigo, ¡sí!”, dijo Grace, quien recientemente obtuvo dos contratos de modelaje.

NCR le preguntó a Grace sobre sus planes para el futuro. “Seguir modelando, hablando y quiero un enamorado”, dijo la joven modelo.

Linda y Jeff expresaron estar encantados cuando los padres de otros niños discapacitados les agradecen la inspiración y esperan que los éxitos de Grace lleguen a ellos también.

“Creo que Grace nos fue dada tal como es por una razón: para cambiar nuestras vidas y nuestra familia, pero también como una señal de Dios para mostrar que es posible, su gloria y el amor de Dios. Ella es todo amor y toda alegría. Tener un hijo con algún problema genético no es fácil, pero ella es realmente un regalo para nosotros”, dijo Jeff.

Linda estuvo de acuerdo con su esposo y dijo que Grace ha sido una maestra para su familia. “Ella nos sorprendió con una vida completamente nueva, una vida que nos enseñó a ver las cosas de manera diferente: a ver el amor, la alegría y la bondad en las personas”, añadió.

“Aprendí de su coraje, fuerza y ​​perseverancia. Ella nos ha enseñado el amor incondicional y lo que significa perdonar. Nos ha convertido en las personas que somos hoy. Grecia es un reflejo del amor de Dios”, dijo Linda. Jeff agregó: “Ella es un ejemplo de que todo es posible”.

(176)

REALIZA UNA DONACIÓN
Etiquetas:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies