1. Home
  2. ACTUALIDAD
  3. «Los cristianos debemos ponernos delante del mundo sin complejos» – Mons. Munilla

«Los cristianos debemos ponernos delante del mundo sin complejos» – Mons. Munilla

91
0

La mundanidad está fagocitando a la Cristiandad, a la familia cristiana.

Vivimos más «bajo la pandemia del miedo», que parece más persistente que cualquier otra pandemia, porque se ha ido construyendo descaradamente y quizás sin muchos obstáculos.

La mala noticia: todos somos partícipes del desastre. La buena noticia llegó hace miles de años, pero hoy también, todos somos partícipes del remedio.

De esto habla Monseñor José Ignacio Munilla Aguirre, obispo de Orihuela-Alicante en la conferencia «Cristianos con la que está cayendo». Invitamos a escuchar con calma. Porque no tiene desperdicio.

Los tiempos de la secularización y el ritmo del desastre

La cultura del bienestar, la prosperidad económica en Occidente, cambia fácilmente los parámetros de la vida. Cuando uno lo tiene todo hecho, le puede llegar a parecer que no necesita de Dios. Nos ha llevado a una «secularización de primera generación». Bajo la ley del mínimo esfuerzo y el materialismo nos volvemos muy vulnerables a la tentación y enemigos de la Cruz. El materialismo es el pan y circo de nuestros días, el hombre renuncia a sus ideales más nobles para encerrarlo en su egoísmo más feroz. Donde antes se decía ‘pan y circo», hoy se dice: fútbol, porno, alcohol, móviles, consolas…

«Si no vives como piensas, terminas pensando como vives». Eso nos lleva a la «secularización de segunda generación». Nos vamos alejando de la vivencia de fe, de la experiencia de vivir con Dios. Y damos un paso más: nos auto justificamos para no entrar en la crítica a la Iglesia y no tener que combatir el anti catolicismo ni el complejo anticatólico que vivimos a nivel individual y colectivo, . Un paso más en el que la soberbia del espíritu entra en juego, no solo la debilidad de la carne. Nos ha hecho auto justificarnos en nuestro alejarnos de Dios y refugiarnos en la frivolidad. Se ha impuesto la cultura del gran hermano, el curioseo de la vida de los demás en lugar de vivir mirándonos en la presencia de Dios.

La «secularización de tercera generación» viene cuando se rechazan los ideales. No podemos sentirnos orgullosos de la frivolidad, así que se da un paso hacia una nueva ideología que se construye o se inventa para intentar, de nuevo, justificar un falso ideal: la nueva era, el nuevo orden mundial, la ideología de género…. que se presentan como un ideal alternativo, un falso idealismo e incluso falso misticismo, para pretender decir que también hay ideales en la secularización que solo promueve el vacío interior.

La pinza de la desesperanza, ¿qué es?

Así «pretendemos disimular». En este momento, «las heridas generadas por el mundo en el corazón del hombre se reivindican como derechos. Dice Mons. Munilla que estamos en el tiempo en el que «se respira por las heridas», se establece una ingeniería social en la que se hace un nuevo concepto antropológico del hombre.

Esto nos lleva a la pinza de la desesperanza: si no sabemos de dónde venimos ni a dónde vamos, estamos perdidos, abocados al suicidio. Esto hoy se significa en el aborto y la eutanasia, que son formas de suicidarse, de cara a la vida o de cara a la muerte.

«Si no sé de dónde vengo ni a dónde voy, esa desesperanza se traduce en reivindicar como derechos el aborto y la eutanasia», afirma Munilla. Y «si ni sé quien soy ni de dónde vengo ni a dónde voy, entonces viene la crisis de identidad», crisis que promueve, y de la que solo saca rédito la ideología de género. Una corriente que arrastra a que el ser humano pierda la conciencia de su propia identidad.

Un trinominio fatídico frente a un Trinomio Divino

Estas tres generaciones no se han sucedido, ninguna ha caducado, sino que las tres están sumadas e integradas. Son el fundamento de la crisis profunda que atravesamos.

En este escenario, nos quieren convencer de que el Cristianismo no tiene futuro. «El último que apague la luz y se trague la llave», esa es la tendencia, dice Mons. Munilla. Ante eso, «hay que reaccionar frente a esa tentación al pesimismo sobre el presente y el futuro de la Iglesia».

«A veces preferimos ser generales de un ejército derrotado en vez de ser soldados humildes de un ejército en marcha», recuerda Mons. Munilla. La clave está en cómo alimentar nuestra esperanza, aquí, ahora y eternamente.

Consejos para una esperanza viva

«Cuando Santa Teresa se reforma» lo que hace es descalzarse, no ponerse calefacción. Los cristianos tenemos que ponernos delante del mundo sin complejos», ni artificios. Es volver al mensaje sencillo y transparente predicado por Jesucristo.

Es ser cumplidores, pero con menos juicios y más afecto . Es que las personas se sientan amadas. Es aunar amor, ardor y paciencia. Es ser enamorados de Cristo y pacientes.

Es descubrir con admiración los tiempos de Dios para con las personas y con nosotros.

Es reflejar que los cristianos sabemos esperar, pero no en resignado silencio, sino en actitud proactiva. El silencio solo ante Dios.

«Cristianos con la que está cayendo». Una conferencia de Monseñor Munilla que es radiografía y diagnóstico del momento actual. Y también el tratamiento para salir de la enfermedad. Invitamos a escuchar con calma, tomar nota y proceder en consecuencia.

 

 

Contenido cortesía de @EnTiConfio_ObispoMunilla 
©Mater Mundi TV es una Fundación que se sostiene solo con los donativos que recibe. Si te ha gustado este vídeo, ayúdanos para seguir produciendo y ofreciendo de forma gratuita nuestros contenidos en YouTube y en esta web. Puedes donar a través de PAYPAL, tarjeta bancaria o transferencia y también por BIZUM código 03158. ¡Súmate a nuestra misión!

(91)

DONA AHORA