1. Home
  2. PROGRAMASEscenas de la vida de Jesús
  3. Solo podrás «caminar sobre las aguas» si fijas tu mirada en Jesucristo – Padre Valentín

Solo podrás «caminar sobre las aguas» si fijas tu mirada en Jesucristo – Padre Valentín

47
0
Compártelo en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Este nuevo episodio de la serie Escenas de la vida de Jesús, con padre Valentín Aparicio, arranca con un relato que muchos (creyentes y no creyentes) conocen o han escuchado alguna vez. Jesús camina sobre las aguas del lago de Galilea, y Pedro quiere hacer lo mismo, pero sobre todo para que así su Maestro les demuestre hasta dónde alcanza Su poder. Y el apóstol caminará sobre el agua, pero en el momento y lugar más inoportuno, su poca fe le juega «una mala pasada». Con esta escena, el P. Valentín nos recuerda una enseñanza importantísima del Evangelio: la confianza en Jesús.

San Pedro empieza a caminar sobre las aguas mientras mantiene su mirada fija en Jesús. Es cuando aparta la vista para mirarse los pies (para admirarse de «su poder» caminar sobre el agua) cuando el apóstol empieza a sentir miedo y a hundirse. Lo mismo nos sucede hoy, en este agitado mundo en el que vivimos. «No mires a lo que te asusta -aconseja padre Valentín- porque te ahogarás».

¿Se pueden obrar cosas imposibles? Sí 

Confiando en el Señor y poniendo en Él todo nuestro corazón, claro que se pueden conseguir imposibles, apunta el D. Valentín. En aguas en las que mucha gente es incapaz de nadar y se hunde, el cristiano se mantiene firme. Porque un cristiano «camina sobre las aguas» cuando mantiene la confianza en Dios.

Mantener la mirada fija en el Señor es lo que nos permite caminar firmes. Cuando nos distraemos y dejamos de mirarle a Él para fijarnos en nosotros, o en lo que nos rodea y nos perturba, es cuando empezaremos a hundirnos.

Si te vence el miedo o la desesperación porque has dejado de mirar a Cristo reza así: Señor, ¡sálvame!

Aún así, en esos momentos de duda y miedo, el Evangelio también nos regala una maravillosa oración. Tal vez, -dice el padre Valentín- la oración más desesperada y, a la vez, más auténtica que podemos rezar en un momento así: «Señor, ¡sálvame!»

Por más desesperada que sea la situación en la que estemos, esas dos palabras pronunciadas desde la confianza y el corazón bastarán para que (como hizo con Pedro), Jesús estire su brazo para sujetarte y salvarte. Y también como entonces, «Él pondrá calma allí donde antes había una gran tempestad».

#EscenasdelavidadeJesús @curadetoledo ©Mater Mundi es una entidad sin ánimo de lucro que se sostiene únicamente gracias a los donativos que recibe.
Puedes DONAR de forma muy sencilla, rápida y segura por PAYPAL o BIZUM 03158..
Necesitamos tu aportación para poder seguir produciendo y ofreciendo de forma gratuita los contenidos que disfrutas en nuestro canal de YouTube y en esta web. ¿Nos ayudas a seguir evangelizando? ¡GRACIAS!
Síguenos en: Facebook | Twitter | Telegram | WhatsApp

(47)

DONA AHORA