1. Home
  2. TESTIMONIOS
  3. Damien no sabía amar ni confiaba en nadie y se endureció, pero Dios traspasó su coraza

Damien no sabía amar ni confiaba en nadie y se endureció, pero Dios traspasó su coraza

157
0
Compártelo en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

A Damien le sucedió como a muchas personas hoy en día. Decepcionado del ser humano, de sus amigos, de las chicas, de todo lo que le rodeaba «veía que comenzaba a forjar un caparazón para protegerme, me endurecía y no podía confiar en nadie. Quería llenar un poco este malestar, esta falta de confianza en mí, en el ser humano». En él resonaba fuerte una pregunta: ¿cómo tener confianza en el ser humano y qué es lo que llenará mi corazón?

Buscó formas de llenar el vacío, con el deporte, con música rap, y pasando mucho tiempo en la calle. Así transcurría su vida hasta que le invitaron a un encuentro de jóvenes en Paray-le-Monial. Allí se reúnen miles de jóvenes católicos para rezar y cantar a Jesús. Damien se sintió muy interpelado. Durante una vigilia de oración, Damien sintió que podía dar un paso adelante. «Me levanté, me acerqué, me puse de rodillas y mirando la Hostia, mirando a Jesús, tuve la impresión de que Jesús me miraba en lo profundo de todo mi ser. Era como si tuviese una máscara que se caía delante de mí, como si tuviese una máscara que yo llevaba frente al mundo y en mi vida siendo cristiano. Dios me miraba en verdad, en lo más profundo de mi ser, me conocía totalmente, y le dije: Señor, no sé qué es lo que quieres para mi vida, pero no consigo tener confianza, no llego a amarme, no confío en los demás. Deposito todo esto a los pies de la Cruz».

«Delante del altar había un pequeño cesto con versículos de la biblia y con fe, cogí un versículo y arriba a señalaba «no tengas miedo, estoy contigo, tú eres precioso a mis ojos y te amo». «Cuando volví a mi lugar y abrí la Biblia -cuenta Damien-, leí un versículo que decía: «en la necesidad has gritado hacia mí y te he escuchado».

La vivencia personal del Dios-Amor transformó su vida. «Ha cambiado muchas cosas en mi vida», dice Damien, quien comparte su testimonio porque ahora «tengo confianza en el porvenir y me siento enviado para hablar de ello a los demás. Es un tesoro que tenido como experiencia y lo debo compartir, porque es enorme».

 

©Mater Mundi TV

Mater Mundi es una entidad sin ánimo de lucro que se sostiene únicamente gracias a los donativos que recibe. Necesitamos tu aportación para poder seguir produciendo y ofreciendo de forma gratuita los vídeos y contenidos de nuestro canal.

¡Ayúdanos a seguir evangelizando!

Síguenos en: Facebook | Twitter | Telegram | WhatsApp

(157)

DONA AHORA