1. Home
  2. ACTUALIDAD
  3. Únete en directo a la Segunda Reparación Mundial 2022 del INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

Únete en directo a la Segunda Reparación Mundial 2022 del INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

140
0
Compártelo en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Tras la santa misa y hora santa de adoración y oración para la reparación del Sagrado Corazón de Jesús, Mater Fátima Internacional nos ha convocado también a la oración hoy fiesta del Inmaculado Corazón de María con las mismas intenciones reparadoras. Desde Mater Mundi TV os animamos a sumaros a la oración y facilitamos que puedas seguir el acto en directo, para que seamos muchos los que estemos unidos en esta Reparación.
La retransmisión comenzará hoy a las 12:00 hrs. (México y Perú) – | 18:00 hrs Portugal | 19:00 hrs. España (peninsular).

Segunda Reparación Mundial 2022

Así recita un acto de desagravio para reparar al Sagrado Corazón de Jesús y al Purísimo Corazón de María:

“¡Ojalá pudiera yo, con mi veneración y mi respeto,
reparar cumplidamente vuestro honor menospreciado!
¡Ojalá me fuese dado borrar con mis lágrimas, y hasta con mi sangre, tantas irreverencias, tantas profanaciones, tantos sacrilegios como se cometen contra Vos!
¡Ojalá pudiera suplir con llamas de encendido amor,
la frialdad y criminal indiferencia de tantos malos cristianos!
¡Cuán bien empleada estaría mi vida si lograse darla por tan digno motivo! …”

“Volved a Mí de todo Corazón y sacaréis aguas con gozo de las fuentes de la salvación” es el lema de esta convocatoria, que será presidida por el Sr. Obispo Castrense del Perú; Monseñor Juan Carlos Vera Plasencia, de los Misioneros del Sagrado Corazón de Jesús, en la Basílica del Santísimo Rosario del convento de Santo Domingo en Lima, Perú, con el siguiente programa:

  • Santa Misa 12:00 hrs Perú, México | 17:00 hrs Fátima (Portugal) | 18:00 hrs Madrid (España)
  • Hora Santa de Adoración 13:00 hrs Perú, México | 18:00 hrs Fátima (Portugal) | 19:00 hrs Madrid (España)

La Hora Santa ofrecida en reparación constará de lecturas meditadas, acto de reparación, letanías y Consagración.

Con estos dos actos queremos reparar especialmente:

*Los ultrajes, sacrilegios y blasfemias recibidas por Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar, y por aquellos que lo reciben en la Sagrada Comunión con frialdad o indignamente.

*Las almas consagradas que se han alejado del amor de Dios y viven en las tinieblas.*Por las faltas de respeto e impiedad en las Iglesias y ante el Sagrario.

*Todos los bautizados que alejados de los Mandamientos y de la Iglesia no viven como verdaderos hijos de Dios.

*Por todos aquellos que, sumidos en el abismo de sus miserias y pecados, desesperan y rechazan la infinita Misericordia de Dios.

*El desprecio y los ataques a la vida y al sacramento del matrimonio.

*Los pecados de omisión, especialmente por nuestra falta de celo apostólico, tibieza e indiferencia ante el alejamiento espiritual y moral de nuestros hermanos.

*Las ofensas y blasfemias dirigidas contra el Inmaculado Corazón de María en su Inmaculada Concepción, Virginidad perpetua y Maternidad divina. Aquellos que la insultan en Sus Sagradas imágenes e infunden en los corazones de los niños la indiferencia, el desprecio y hasta el odio hacia Ella.

Es Jesús mismo el que ha pedido estas reparaciones a los corazones generosos. En el siglo XVII, pidió a Santa Margarita María de Alacoque que se celebre una fiesta especial para honrar Su Corazón y se comulgue dicho día para pedirle perdón y reparar por los pecados.

Posteriormente, el día 10 de diciembre de 1925, en una aparición a Lucía en Fátima, Jesús en apariencia de niño, le dijo: Ten compasión del Corazón de tu Santísima Madre que está cubierto de espinas que los hombres ingratos continuamente le clavan, sin haber quien haga un acto de reparación para arrancárselas.

Ya en sus apariciones en Fátima a los tres pastorcitos, la Virgen les había preguntado:

– ¿Queréis ofreceros a Dios para soportar todos los sufrimientos que Él os quiera enviar, en acto de reparación por los pecados con que Él es ofendido y de súplica por la conversión de los pecadores?

-¡Sí, queremos!, respondieron Francisco, Jacinta y Lucía.

El pecado es el peor mal que hay en el mundo. Por eso, abramos el corazón y acudamos prestos a cumplir la petición que Jesús pide a cada uno en particular.

Todo para mayor gloria de Dios y el Triunfo del Inmaculado Corazón de María.

[Fuente: Mater Fátima]

(140)

DONA AHORA