1. Home
  2. TESTIMONIOS
  3. “¡Las madres y los libros son peligrosísimos!” – Hernando Bello Rodríguez te cuenta por qué

“¡Las madres y los libros son peligrosísimos!” – Hernando Bello Rodríguez te cuenta por qué

164
0
Compártelo en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

No tenía ni la más mínima intención de ser sacerdote; de hecho no le apetecía nada la idea.

Sin embargo, a fecha de hoy, Hernando José Bello Rodríguez (Colombia, 1993) tiene bien claro que “hay que ser dóciles a lo que Dios quiera, aunque a veces es difícil porque no entiendes nada”. En este vídeo, os cuenta muchas cosas para entender el porqué de la felicidad:

– Porque nació y se crió en una familia católica, lo que él ya define como “un regalo de Dios”.

– Porque “los libros son peligrosísimos” (no asustarse aquí) porque “te pueden cambiar la vida”. Y es que, de niño, entre las historias de Julio Verne, Harry Potter y Las Crónicas de Narnia se coló en sus manos un libro sobre la vida de San Juan Pablo II. “Acabo de terminar el mejor libro de mi vida”, recuerda que le dijo a un amigo.

– Porque, después de los libros, lo más peligroso son las madres (no asustarse aquí tampoco). “Las madres son extremadamente peligrosísimas!!”. Y lo dice, por supuesto, entre risas y rendido porque es testigo directo del amor de las madres. Y es que Hernando nació porque su madre biológica y la Madre de Dios “llegaron a un pequeño acuerdo”. Los padres de Hernando no podían tener hijos. Un día descubrieron una imagen de la Virgen de Medjugorje en la catedral de Cartagena de Indias (Colombia). Allí la madre del joven pidió a la Señora su intermediación: Si Dios nos da un hijo, será una vida consagrada a Él. Cuando la vocación sacerdotal empezaba a aflorar (y aunque la rechazaba) su madre le reveló este “acuerdo con María”. ¡¡A ver quién puede con un acto de entrega, así!!. Hernando nació un 1 de mayo, el primer día del mes de la Virgen. “Y como Dios no se deja ganar en generosidad, tres años después nació mi hermano”. Hernando pensaría que ese hermano era el destinado a ser sacerdote… pero no.

– Porque también un interesante periodo de discernimiento, que las cosas no tiene por qué suceder de un día para otro.

– Porque San Juan Pablo II decía que “el Seminario no es un lugar, es un tiempo”, nos recuerda Hernando. Y eso es lo él que comprende ahora y sigue descubriendo desde que empezó su formación universitaria. Mirando un poquito atrás, entiende el por qué y aquí te lo cuenta. El valor de “la amistad primero con Jesucristo; luego también con referentes espirituales como Santa Teresa de Ávila y San José María Escrivá de Balaguer, y con los compañeros, formadores y personas que se va encontrando uno en el camino del sacerdocio”.

– Porque, finalmente, es una gracia de poder formarse en el Seminario Internacional Bidasoa (Pamplona, España). Hernando te habla de sus planes “o pretensiones”. Lo que más le llama es servir a la formación de vocaciones. Pero, como él mismo admite -entregado y feliz-, “ya veremos si coinciden mis planes con los de Dios”, que serán los mejores.

Así es como Dios hace las cosas “para que ninguna vocación se pierda”, para que su Iglesia pueda seguir creciendo más de 2.000 años después, y nosotros con ella.

 

©Mater Mundi TV

Ayúdanos a seguir evangelizando

Tu aportación es esencial para que la familia de Mater Mundi TV pueda seguir creciendo

Síguenos en: Facebook | Twitter | Telegram | WhatsApp

(164)

DONA AHORA