1. Home
  2. PROGRAMAS
  3. Albert descubrió a Dios en un grupo de oración

Albert descubrió a Dios en un grupo de oración

151
0
Compártelo en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

Todo en su vida era muy “terrenal”. Albert no tenía nada en el corazón, nada que le llevara a la necesidad de rezar o de ir a misa. Simplemente se dedicaba al deporte. Al terminar los estudios empezó a tener cierta inquietud espiritual, pero todavía muy fría y superficial. Conoció a una chica que le gustó. Ella no tenía mucho tiempo para salir, y la única opción que le daba para poderse ver con frecuencia era… encontrarse a la salida de misa. Así que Albert cambió el baloncesto por la misa los domingos.

Le fastidiaban las homilías demasiado largas, porque atrasaban el tiempo del encuentro con la joven. Pero empezó a prestar atención. Empezó a escuchar y a sentir compasión por ese Jesús del que le hablaban, que había sufrido tanto por nosotros y que se dolía de la ingratitud de los hombres. Después Dios puso a otra persona en el camino de Albert. Un amigo le animó a buscar un grupo de oración, algo que a él le “sonaba a secta”. Aunque quería, no comprendía el sentido de la oración, y optó por pedir a otros que rezaran por él. Cuando finalmente se sumó a la oración, Albert le dijo a Jesús: “allí donde esté tu corazón yo quiero ir siempre”. Y ¡plaf! recibió la efusión del Espíritu Santo.

Ahora Albert quiere vivir la fe con plenitud y como si fuera a jugar el mejor de los partidos, y sabiendo que habrá momentos malos y buenos, pero que lo jugará hasta el final.

 

Tu aportación es esencial para continuar nuestra misión: Ayúdanos a seguir evangelizando

Recuerda que puedes desgravar tu donativo en la próxima declaración de la Renta

Síguenos en: Facebook | Twitter | Web

©Mater Mundi TV

(151)

DONA AHORA