1. Home
  2. ACTUALIDAD
  3. Un volcán y dos párrocos: mensajes de esperanza y fe desde La Palma

Un volcán y dos párrocos: mensajes de esperanza y fe desde La Palma

Un volcán y dos párrocos: mensajes de esperanza y fe desde La Palma
475
0
Compártelo en...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email

El P. Domingo Guerra, párroco de Tajuya (El Paso), y el P. Alberto Hernández, párroco de la Ermita de San Pío X (Los Llanos) y otras 3 iglesias en la isla canaria de La Palma, son testigos de cómo la lava y cenizas de un volcán en Cumbre Vieja arrasa todo lo que encuentra a su paso. Dos generaciones de sacerdotes que afrontan un momento tan dramático de forma distinta, pero que coinciden en transmitir esperanza y fe.

El P. Alberto con los vecinos de la zona se afanaba el 21 de septiembre en recoger a toda prisa las imágenes, objetos sagrados, ornamentos, vestiduras y hasta los bancos de la ermita de San Pío X. Entre las lágrimas y la impotencia de los testigos directos de esta catástrofe, el joven sacerdote destaca que “en estos momentos sale a relucir cómo la gente tiene muy clara su escala de valores. Lo material es triste, son los recuerdos de una vida, fruto de sus esfuerzos… pero agradecen conservar la vida y eso es aleccionador. Las personas de fe con las que he hablado cuentan con una ayuda inestimable para afrontar estos momentos tan duros”, comentaba en el programa La Lupa de TRECE TV

Muchos años de edad separan al padre Alberto de D. Domingo Guerra, sacerdote que ya vivió otras dos erupciones volcánicas en esta isla canaria (años 1949 y 1971) además de la actual. “Mucha gente lo ha perdido todo. Pero pido que no lleguen ni el miedo ni el desencanto. El pánico sólo nos paraliza y nos vuelve impotentes”. En una entrevista al diario El Mundo recuerda que “ahora tenemos muchos más medios”. Si de otras erupciones “salimos más fuertes que antes, ¿por qué esta vez tiene que ser diferente?”.

Muchos años separan a los dos religiosos, pero su mensaje es el mismo, mantener la fe y apoyarse en la oración para superar con paciencia y fortaleza los momentos tan difíciles y las consecuencias de este desastre natural. La Iglesia acompaña a los vecinos de la isla tanto en lo material como en lo espiritual.

Fuentes: TRECE TV-COPE, EL MUNDO

(475)

DONA AHORA